El Plan de depuración integral del Pirineo aragonés generará 7.000 empleos, según Alfredo Boné

830
0
830

El consejero aragonés de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha presido hoy la reunión con representantes de las empresas interesadas en el proceso de licitación del plan de depuración integral del Pirineo. Boné ha destacado que es una actuación que “va a generar 7.000 puestos de trabajo entre 2008 y 2011 y si esto ya es importante habitualmente, en estos momentos se convierte en un valor inestimable” porque, ha destacado, “hace falta generar trabajo, generarlo en el conjunto del territorio y con visos de estabilidad”.

El consejero ha estado acompañado por el viceconsejero de Medio Ambiente, Luis Marruedo; el director del Instituto Aragonés del Agua, Rafael Izquierdo; y el gerente de la empresa pública Sodemasa, Jesús Jiménez. Boné ha explicado que el Plan Pirineos comprende un total de 296 instalaciones para dar servicio a 292 núcleos de población de las cuatro comarcas pirenaicas. Las obras se han licitado en cuatro grandes paquetes, por un valor total de 358 millones de euros, que incluyen la construcción – 128 millones hasta el 2011, financiados por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino – y la explotación durante veinte años, a través del modelo de concesión de obra pública.

Precisamente, el consejero de Medio Ambiente ha querido destacar el carácter diferencial de este sistema de licitación y adjudicación, muy interesante para las empresas, y que permite poder acometer este ambicioso plan ahora, del mismo modo que se está desarrollando el Plan Especial de Depuración, que incluye las instalaciones de depuración para municipios de más de 1.000 habitantes equivalentes. En este modelo, las empresas adelantan la financiación de las instalaciones que van recuperando durante los veinte años de gestión y a medida que depuran, mediante el canon de saneamiento, un impuesto ecológico y solidario, con el que se cumple el principio de “quien contamina paga”.

El consejero ha explicado que el Departamento de Medio Ambiente había acometido hasta la actualidad la depuración de los municipios más grandes, en cumplimiento de la Directiva europea de aguas, pero el Plan Pirineos supone el primer plan que aborda la depuración integral de un territorio de Aragón, “una experiencia que será de gran utilidad para acometer la última fase del plan de depuración”, que supone un porcentaje pequeño de la carga residual total pero que presenta una gran complejidad técnica para llegar a todos los pequeños municipios.

Cifras del Plan

Las cifras del Plan Pirineos dan muestra de su dimensión: 296 actuaciones en 292 núcleos de 62 municipios en las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza. Con estas actuaciones se dará servicio a 21.248 habitantes de derecho. El Departamento de Medio Ambiente desarrolla este Plan, con la dirección técnica del Instituto Aragonés del Agua, y la gestión y ejecución de la empresa pública Sodemasa. El plazo para presentar las ofertas termina el 23 de febrero.

Las obras de este Plan Pirineos fueron declaradas de interés autonómico el pasado mes de noviembre por el Consejo de Gobierno. Con estas actuaciones, Aragón acometerá por primera vez obras declaradas de interés general del Estado, gracias a un convenio firmado entre el Departamento de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente, para el desarrollo en Aragón del Plan Nacional de Calidad de las Aguas. Mediante este Convenio, el Ministerio de Medio Ambiente encomienda la ejecución de las obras de depuración integral de los ríos del Pirineo aragonés a la Comunidad Autónoma y aporta la financiación dentro del presupuesto del Plan Nacional de Calidad de las Aguas. Gracias a estas casi trescientas obras y al Plan Especial de Depuración que está construyendo 132 depuradoras y 500 kilómetros de colectores, Aragón superará el noventa por ciento de las aguas depuradas.

Comentarios