Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
SDG Group
Ingeteam
Global Omnium
Sacyr Agua
Aqualia
GS Inima Environment
AECID
SCRATS
IRTA
Catalan Water Partnership
MOLEAER
Aganova
Filtralite
LABFERRER
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Likitech
ESAMUR
Agencia Vasca del Agua
s::can Iberia Sistemas de Medición
Red Control
TEDAGUA
Vodafone Business
Autodesk Water
Lama Sistemas de Filtrado
Terranova
Kamstrup
Idrica
Baseform
EMALSA
EPG Salinas
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Grupo Mejoras
Esri
FENACORE
Amiblu
Fundación Biodiversidad
ADECAGUA
Hidroconta
Almar Water Solutions
Arup
DATAKORUM
CAF
ISMedioambiente
FLOVAC
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Sivortex Sistemes Integrals
Cajamar Innova
NTT DATA
HRS Heat Exchangers
J. Huesa Water Technology
Molecor
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Fundación Botín
Consorcio de Aguas de Asturias
Asociación de Ciencias Ambientales
ACCIONA
Rädlinger primus line GmbH
Saint Gobain PAM
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ANFAGUA
Prefabricados Delta
Barmatec
ICEX España Exportación e Inversiones
Hach
TecnoConverting
LACROIX
Xylem Water Solutions España
Hidroglobal
RENOLIT ALKORPLAN
ADASA
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
AGENDA 21500
ONGAWA
KISTERS
AMPHOS 21
Fundación CONAMA
IAPsolutions
Schneider Electric
Siemens
Confederación Hidrográfica del Segura
Minsait
Gestagua
TFS Grupo Amper
MonoM by Grupo Álava
Vector Energy
TRANSWATER
AGS Water Solutions
Smagua

Se encuentra usted aquí

Reconstruyen el ambiente pasado de la Albufera valenciana

Sobre la Entidad

Redacción iAgua
Redacción de iAgua. La web líder en el sector del agua en España y Latinoamérica.

Alcebal2002 en Flickr

El vertido de aguas residuales urbanas e industriales, junto con caudales de riego cargados de nutrientes inorgánicos, a partir de la década de los 60 del pasado siglo, convirtió el lago del parque natural de la Albufera de Valencia en un sistema acuático nutrido en exceso, turbio y dominado por el fitoplancton, como lo conocemos en la actualidad. Este proceso de eutrofización favoreció la desaparición total de la vegetación subacuática de esta zona húmeda de importancia internacional, sin que hubiera sido estudiada con detalle. Por esta razón, científicos de la Universitat de València han extraído muestras de sedimentos de la laguna y, por medio del análisis de restos microscópicos de organismos vegetales, han podido reconstruir el ambiente pasado de la Albufera, hasta unos 200 años atrás.

Un equipo del Laboratorio de Ecología Integrativa del Instituto Cavanilles de Biodiversitat i Biologia Evolutiva, liderado por Maria A. Rodrigo, ha estudiado las oósporas –parecidas a las semillas- de los carófitos, algas macroscópicas más primitivas que las plantas, las cuales quedaron acumuladas en los diversos estratos de los sedimentos de la Albufera en las diferentes etapas por las que ha pasado el lago. Estas algas sólo viven en aguas limpias y conforme incrementa la contaminación y la eutrofización van dando paso a las plantas vasculares hasta desaparecer completamente.

Las características de las oósporas y los girogonitos (oósporas calcificadas, es decir, cubiertas con una capa de carbonato cálcico) como por ejemplo sus medidas, la forma, el color, la ornamentación de su pared, etc, “hacen posible la identificación taxonómica de las especies y, así, podemos tener una aproximación de las comunidades de carófitos que habitaron la Albufera”, asevera Rodrigo, quien apunta que esta información resulta “muy valiosa en el supuesto de que la laguna recuperara sus aguas limpias y claras o si se deseara restaurar los ambientes acuáticos de su entorno”.

El científicos de la Universitat de València -que han realizado esta investigación en colaboración con el Real Jardín Botánico de Madrid y la Universidad de Montpellier- han identificado restos de diez especies de carófitos, a través de microcopia óptica y electrónica. Algunas de estas especies (Lamprothamnium papulosum y Tolypella hispanica ) indican la época en que la laguna era de caudales muy salados. En cambio, otras se desarrollaron cuando el agua de la Albufera se volvió mucho más dulce ( Charafragilis – Ch. globularis - y Nitellahyalina ).

Germinación en el laboratorio, clave para la restauración ambiental

Estos investigadores ya han conseguido, a los laboratorios de la Universitat de València, la germinación de las oósporas encontradas en el sedimento de la Albufera de algunas de estas las especies de carófitos ( Charavulgaris y Charahispida ), depositadas hace más de 50 años. En consecuencia, “hemos demostrado que estas ‘semillas’ todavía son viables después de tanto de tiempo y, ahora, tratamos de obtener la germinación de todas las otras especies”, comenta María A. Rodrigo. De esta manera, se dispondrá de un banco de cultivos de estas plantas subacuáticas, con las que se podrían realizar reintroducciones de las especies propias del ambiente de la Albufera. Estas intervenciones serán viables en las iniciativas de restauración que consigan una buena calidad de las aguas.

Fuente.- SINC

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda