El empleo del ozono como desinfectante en la industria vinícola ahorra más de un 50% de agua y reduce a la mitad el vertido orgánico generado por las operaciones de limpieza

35
0

Sobre la Entidad

Ainia
Instituto dedicado a la investigación, el desarrollo tecnológico, calidad de producción y competitividad, a través de servicios, formación online y proyectos, dentro del sector agroalimentario
35

El empleo del ozono como agente desinfectante en el sector vinícola puede llegar a ahorrar más de un 50 por ciento de agua y reducir a la mitad la contaminación orgánica del vertido del lavado de depósitos (procedente de restos secos del mosto o del vino), generada en las frecuentes operaciones de limpieza y desinfección realizadas en las bodegas.

Estos son los primeros resultados del proyecto europeo Ozonecip, coordinado por ainia y orientado a reducir el impacto ambiental producido por la industria alimentaria como consecuencia de sus operaciones de limpieza y desinfección, mediante la aplicación del ozono como agente desinfectante y antimicrobiano.

Este proyecto, apoyado por el programa europeo Life-Environment, ha tomado como referencia los sub-sectores vinícola, cervecero y lácteo. Iniciado a finales de 2005, en estos momentos se tienen ya los resultados del ahorro de agua y reducción de los impactos ambientales que supone aplicar ozono como agente alternativo a los métodos tradicionales de limpieza en el sector vinícola. Asimismo, se están analizando los resultados obtenidos en los ensayos realizados al sector cervecero. También se están ejecutando ensayos relativos al sector lácteo, de los que en breve se espera tener indicadores del impacto ambiental.

Aplicación industrial

Los resultados obtenidos en el proyecto en su aplicación al sector vinícola corroboran a escala industrial el potencial desinfectante del ozono como alternativa medioambientalmente más limpia que los procesos tradicionales de limpieza empleados habitualmente en bodegas.

Estos resultados son de gran importancia, puesto que en el sector vinícola más del 80 por ciento del agua consumida se emplea en operaciones de limpieza y desinfección y prácticamente el 100 por cien de las aguas residuales industriales se generan como consecuencia de estas operaciones.

Como promedio, en este sector se consume medio litro de agua por cada litro de vino producido; dato que revela la importancia de los datos obtenidos en este proyecto. Se ha demostrado también la relativa sencillez de implantar esta innovadora tecnología en los sistemas CIP (sistema utilizado en la limpieza de equipos cerrados, como los depósitos), optimizando el proceso de limpieza.

Planta piloto en ainia

Los ensayos experimentales se están realizando en ainia a través de la construcción de una planta piloto. Esta planta permite simular los procesos de limpieza tradicionales empleados en la industria, así como evaluar procesos alternativos basados en el ozono, y adaptados en cada caso a las particularidades y características de cada uno de los sectores industriales analizados.

En su conjunto, el proyecto Ozonecip va destinado a cubrir el espacio entre la investigación básica y la introducción a nivel de mercado de esta tecnología, identificando obstáculos y soluciones, con objeto de posibilitar la transferencia de resultados a la industria alimentaria.

Comentarios