NEIKER-Tecnalia lidera una experiencia piloto para desarrollar un sistema de control automático de riego

946
0
946

NEIKER-Tecnalia ha desarrollado un sistema de control del riego con el que se pretende administrar de forma automática las necesidades hídricas de los cultivos. De esta forma, se puede elegir el momento de riego en función de criterios estrictamente agronómicos.

El proyecto diseñado por NEIKER-Tecnalia y financiado por el Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno Vasco, surge como una iniciativa para solucionar los problemas más comunes asociados con el riego:

  • Falta de agua en momentos claves del desarrollo de cultivo, lo que provoca un estrés hídrico que repercute directamente en la producción y calidad de cosechas.
  • Mala gestión de los recursos hídricos a través de “turnos de riego” en días no esenciales para el cultivo, lo que conlleva desajustes entre el aporte de agua y las necesidades del cultivo.
  • Generación de escorrentías e impactos medioambientales derivados del mal cálculo de las intensidades de riego en función de la capacidad de infiltración del suelo.

Para intentar evitar estos problemas, el proyecto ha integrado, en una experiencia piloto para el control automático del riego, los conocimientos agronómicos y sobre necesidades hídricas de los cultivos que posee NEIKER-Tecnalia y la ingeniería de telecontrol de la empresa Arson-Ingenieria (aquARSON). De esta forma, se contempla la combinación de dos sistemas:

  • la automatización de la red de riego de modo que en cualquier momento se pueda modificar la red, bien ampliándola o simplemente activando o desactivando hidrantes.
  • el acceso a la información de las necesidades hídricas del cultivo a tiempo real. Dichas necesidades son establecidas bien por modelos matemáticos basados en parámetros agro-meteorológicos o a través de sensores de humedad dispuestos en el propio terreno.

Las explotaciones agrarias deben buscar el mejor rendimiento productivo y económico posible. En los últimos años, el incremento de los costes energéticos y las limitaciones de recursos hídricos ha puesto de manifiesto la necesidad de aplicar estrategias de asignación de agua basadas en criterios de sostenibilidad económica y medioambiental. La implementación de estas estrategias requiere un sistema de gestión de los recursos basado en criterios científicos, que posibilite la optimización económica del reparto de agua en función de la disponibilidad de la misma y de las necesidades de los cultivos.

La conservación del agua es un objetivo cada vez más prioritario en la agricultura de regadío. La competencia de la agricultura y los demás sectores por los escasos recursos hídricos se intensificará aún más en el futuro. La única forma de satisfacer todas las necesidades será mediante la mejora de la eficiencia en la utilización del agua.

Las tecnologías actuales, como el telecontrol del riego, y las que se desarrollen en el futuro permitirán responder total o parcialmente al aumento de la presión de la agricultura y otras actividades sobre el medio ambiente. En este contexto, será fundamental la aplicación de políticas y medidas institucionales que ofrezcan a los agricultores los incentivos necesarios para adoptar tecnologías y prácticas sostenibles de ordenación de los recursos hídricos.

NEIKER-Tecnalia dispone de información teórica basada en modelos matemáticos que sirve para determinar los intervalos y las dosis de riego que, ajustándose a los recursos hídricos disponibles, consiguen un óptimo rendimiento productivo y económico. Integrar esta información teórica en un esquema de optimización del agua de riego requiere la implantación de sistemas de automatización y telecontrol del riego.

Planta piloto en Zambrana (Álava, España)

La comunidad de regantes de la localidad de Zambrana (Álava, España) ha sido la primera en participar en el proyecto a través de una planta piloto de control automático de riego. Dicha comunidad está formada aproximadamente por los propietarios de más de 500 parcelas de regadío de diferentes características y cultivos. En el proyecto se ha instalado el sistema de telecontrol en 160 parcelas.

Esta experiencia ha servido como modelo para la evaluación de la funcionalidad de la iniciativa y el establecimiento de las necesidades o mejoras técnicas con vistas a su implantación en la totalidad de las parcelas de la zona, así como en otras comunidades de regantes susceptibles de modernización.
El desarrollo de este proyecto, que ha durado un año, ha permitido analizar la viabilidad de un sistema de asignación del agua que sea compatible con la posibilidad de elección del momento de riego en función de criterios agronómicos y no en función del sistema de turnos de la comunidad.

NEIKER-tecnalia ha sido responsable del seguimiento y la transferencia del proyecto y ha realizado las validaciones del equipamiento, las tecnologías y softwares para el desarrollo del sistema de telecontrol integrado en los modelos para las recomendaciones de riego. Arson-Ingeniería ha proporcionado la tecnología para la automatización del sistema: elementos de hidrantes, unidades de campo y centro de control de riego.

Comentarios