ClearWater presenta la tecnología SBR para la depuración de aguas residuales de origen doméstico

4.415
0
4415

La depuración por cargas

La denominación SBR corresponde a las siglas inglesas Sequencing Batch Reactor, en castellano Reactor Secuencial por Cargas (RSC). Se trata de una tecnología de depuración de aguas residuales que, si bien no es nueva, está empezando a emplearse con gran éxito en nuestro país en la depuración de las aguas residuales de origen doméstico, como una alternativa ecológica, limpia y rentable a las tradicionales fosas sépticas.

Las ventajas son evidentes: Por un lado, el elevado rendimiento del tratamiento permanece siempre estable, incluso si se producen variaciones sustanciales en la entrada de carga. Esto permite obtener un excelente rendimiento aunque se produzcan cambios en las exigencias al sistema, como es el caso de negocios sujetos a estacionalidad, o viviendas en las que se multiplica el número de habitantes equivalentes (por ejemplo, en fin de semana, restaurantes, hoteles). La depuración por cargas permite además, instalar un sistema completo en muy poco espacio. Se trata de auténticas estaciones depuradoras compactas. Una depuradora completa para 4HE, por ejemplo, se puede instalar en un espacio de 2,5m2 con una profundidad de sólo 1,80m. Los depósitos, de polietileno de alta calidad (1,8cm de grosor), son ligeros y monolíticos, lo que facilita enormemente su montaje e instalación, evitando gastos innecesarios de grúas, excavación y movimiento de tierras, y produciendo los mínimos destrozos en el terreno.  

¿Cómo funciona?

Las depuradoras compactas SBR se componen siempre de 2 cámaras: en la primera - también llamada preclarificadora - se decantan los sólidos que llegan de la vivienda. Al no existir un paso directo a la segunda cámara, el agua residual queda retenida e irá pasando por cargas a la segunda cámara – o cámara de activación – en la que se produce el proceso de depuración propiamente dicho. La alimentación de una cámara a la otra se produce por compensación del nivel entre ambas cámaras (ley de vasos comunicantes).

Cuando el nivel se iguala de nuevo, la carga se interrumpe. Gracias a este sencillo método, el agua residual entra de forma controlada para su tratamiento en la cámara de activación. Cada ciclo de depuración dura 8 horas en total. Durante las 6 primeras horas se introduce oxígeno mediante un aireador flotante en fases de 2 minutos, que se combinan con pausas de 15 minutos.

Sistema SBR

Gracias al suministro fino de oxígeno, los microorganismos existentes en el agua se multiplican rápidamente. Utilizan como alimento las sustancias existentes en el fango y realizan así la limpieza propiamente dicha, creando biomasa propia a partir de las sustancias de deshecho. También el resto de sustancias orgánicas se ligan indirectamente mediante estos microorganismos. Las bacterias construyen con las partículas sólidas uniones sueltas, los flóculos de fangos activos.

Posteriormente, se produce una fase de 2 horas de decantación, en la que los flóculos de fangos activos se decantan al fondo. Por encima se crea una zona de agua clara y depurada, que es bombeada al sistema de drenaje o cauce correspondiente. Esto vuelve a desequilibrar los niveles de ambas cámaras y… un nuevo ciclo comienza. Todo el sistema está programado por una Unidad de Control externa que regula todos los procesos, vigila el estado de funcionamiento del sistema y lleva un diario de servicio automático.

Compostado de fangos – cerrando el ciclo biológico

ClearWater ofrece al mercado español un sistema de reciclado de fangos patentado en exclusiva que revoluciona la tecnología de depuración: la compostación de fangos dentro del propio sistema. Mientras que en las depuradoras domésticas tradicionales el fango se acumula y debe ser retirado periódicamente, la técnica de compostado ClearWater transforma estos residuos en valioso y reutilizable compost. Una ventaja adicional de este sistema es que permite aumentar la capacidad de los equipos hasta en un 50%.

¿Cómo funciona?

En la primera cámara, los lodos del agua residual se acumulan para ser bombeados - una vez al día - a un tercer elemento del sistema, el cual separa el agua y la materia sólida. Este Separador está diseñado para que se produzcan las condiciones óptimas de descomposición de la materia sólida creando con el paso del tiempo una especie de pastel, que puede deshidratarse. El porcentaje líquido fluye de vuelta a la primera cámara de la depuradora. Mediante el proceso de secado aumenta el porcentaje de oxígeno en el pastel, lo que crea las condiciones óptimas para la proliferación de un gran número de microorganismos. Estas bacterias aprovechan la materia sólida como alimento y se transforman en compost crudo.

El separador se vacía una vez al año, mezclando el compost crudo con biosustrato e introduciéndolo en un saco de compostaje de fieltro especial en un termo compostador (que viene incluido en el sistema). La descomposición definitiva se produce en el termo compostador. Mediante procesos naturales, el compost alcanza temperaturas de hasta 70º C, y se higieniza.

El volumen se reduce hasta aproximadamente 20L por habitante y año. Una familia de cuatro miembros produce en 5 años aprox. 500L de compost (3 carretillas llenas). Los residuos son procesados de la forma más sostenible, cerrando por completo el ciclo biológico. Una aportación muy valiosa a una economía doméstica sostenible y ecológica.

Dirección de contacto: sbr@theclearwatercompany.com

Más información: www.TheClearwaterCompany.com

Comentarios