El MARM invierte más de 47 millones de euros en actuaciones de restauración hidrológico forestal durante el período 2009/2010

1
0
1

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM) invertirá en las Comunidades Autónomas más de 47 millones de euros en actuaciones de restauración hidrológica forestal durante el periodo 2009/2010.

El MARM, a través de la Secretaría de Estado de Medio Rural y Agua, suscribirá en las próximas semanas los primeros 12 convenios con Comunidades Autónomas que permitirán desarrollar las actuaciones previstas. Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, Madrid, y Valencia serán las autonomías cuyos convenios se firmarán primero, mientras que Murcia, Extremadura y Andalucía lo harán con posterioridad.

La restauración hidrológico forestal comprende un amplio abanico de acciones, tanto sobre la cubierta vegetal como sobre la red hidráulica de drenaje, que deben interpretarse de manera unitaria y coordinada, de acuerdo con el estado de deterioro detectado y con los usos del territorio compatibles con la preservación de los recursos naturales de vegetación, agua y suelo en el conjunto de España.

Los objetivos de estas inversiones son:

  • Protección del suelo frente a la erosión y desertificación
  • Defensa contra la sequía y las inundaciones
  • Preservación y mejora de la diversidad biológica en ecosistemas forestales
  • Planificación dinámica de la cuenca hidrográfica enfocada a una gestión sostenible y global de los recursos naturales de agua, suelo y vegetación.
  • Fijación de carbono atmosférico y mitigación de los efectos negativos del cambio climático.
  • Contribución al desarrollo sostenible del medio rural

Para alcanzar estos objetivos, las actuaciones que se ejecutarán son las siguientes:

  • Repoblaciones: Implantación de cubierta vegetal protectora y fijadora de suelos, tolerante a condiciones de aridez extrema, mayor economía hídrica y tensiones ecológicas derivadas del cambio climático, mediante la repoblación de terrenos rasos con especies del mayor valor ecológico posible, dentro de las condiciones de clima , topografía y geología.
  • Tratamientos selvícolas adecuados a la cubierta vegetal protectora, dirigidos a garantizar su funcionalidad edafogenética, estabilidad biológica y resistencia ambiental, con la finalidad de mantener y mejorar el buen estado forestal de la cubierta vegetal protectora.
  • Hidrotecnias de corrección torrencial en zonas de montaña, como acciones de defensa activa inmediata sobre cauces torrenciales y ramblas, para disminuir arrastres y acarreos sólidos, impidiendo su incorporación a los cauces fluviales y embalses.

Comentarios