García Antón afirma que el 93% de los lodos de depuradora tratados en la Comunitat Valenciana se reutilizan como abono en la agricultura

7
0
7

El 93% de los lodos procedentes de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de la Comunitat Valenciana, se reutilizan como abono en la agricultura, según ha afirmado hoy el conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón.

De las 471.000 toneladas de lodos que se generaron durante el pasado año en nuestra Comunitat, el 92,8% tuvo destino agrícola como abono, el 5,1% se aprovechó como combustible, gracias a su valorización energética y el 2,1% acabó en vertedero autorizado. En este último caso, se trató de lodos que por sus características o composición química no eran aptos para su reutilización.

La Entitat de Sanejament d’Aigües (EPSAR), empresa pública dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente y Agua, realiza los preceptivos ensayos y controles analíticos porque las características físico-químicas de las aguas residuales y la influencia de vertidos industriales determinan la calidad de estos lodos.

García Antón ha asegurado que la Generalitat Valenciana “apuesta por el compostaje, el secado térmico y la valorización energética por sus claras ventajas ambientales y económicas”.

A través de técnicas como el compostaje o el secado térmico, el fango húmedo se transforma en fango seco, con lo que se consigue evitar su fermentación que es lo que causa olores molestos. De esta forma, al eliminarse su aspecto y olor desagradables, se obtiene un producto mucho más atractivo que puede ser empleado como abono en la agricultura o también como combustible no contaminante, en el caso del secado térmico.

Un claro ejemplo de la valorización energética de estos fangos es su uso como combustible de los hornos en fábrica de cementos. Según ha recordado el conseller de Medio Ambiente y Agua, “esta técnica ya se emplea en nuestra Comunidad y los grandes proyectos hídricos de depuración de aguas que desarrolla la Generalitat, a través de la EPSAR, contemplan tanto la reutilización de las aguas depuradas para el riego como la reutilización de los fangos como combustible limpio”.

Asimismo, “la construcción de una planta de compostaje o de secado térmico conlleva la creación de puestos de trabajo, tanto durante la ejecución de la obra como durante el periodo de explotación de la instalación, contribuyendo al desarrollo económico de la zona en la que se implanta”, ha continuado el conseller.

Instalaciones

En la Comunitat Valenciana existen instalaciones específicas para el acondicionamiento previo de los lodos para su posterior valorización o destino final, como las plantas de compostaje de Calles y Aspe, las plantas de secado térmico de Ibi, Quart-Benáger y Alcoi y la valorización energética de Pinedo. Además, la EPSAR y Lafarge Cementos tienen un convenio de colaboración para la valorización energética de lodos en la cementera de Sagunto.

Por último, el titular de Medio Ambiente y Agua ha recordado que su departamento está desarrollando la construcción de dos nuevas plantas de secado térmico en nuestra Comunitat: una en Alicante, a través del convenio suscrito con la empresa cementera CEMEX, y otra en la provincia de Castellón, mediante una concesión de obra pública.

Comentarios