La Consejería de Medio Ambiente cántabra subvenciona 42 proyectos municipales para racionalizar el consumo del agua

139
0
139

La consejería de Medio Ambiente cántabra financiará de forma integra la ejecución de 42 proyectos municipales para la racionalización del consumo de agua. Los 600.000 euros asignados permitirán la puesta en práctica de actuaciones de mejora de las redes de abastecimiento, instalación de contadores y reducción de fugas en la distribución. Esta línea de subvenciones se adscribe al Plan Integral de Ahorro de Agua de Cantabria (PIAA), que tiene como objetivo la reducción del consumo hídrico en un 20 por ciento entre 2006 y 2010.

Los proyectos subvencionados incluyen la instalación y sustitución de contadores, como instrumento de regulación y reducción de la demanda hídrica, además del desarrollo de sistemas de detección de fugas y gestión telemática del suministro. Para el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, estas ayudas muestran el compromiso de su departamento "para facilitar a las entidades locales su adaptación a los sistemas de tarificación y gestión del agua recogidos en las directrices europeas".

Entre las actuaciones financiadas por Medio Ambiente cabe reseñar los proyectos de gestión automatizada a distancia de las aguas de consumo humano en Las Rozas de Valdearroyo, Bárcena de Pie de Concha, Liendo, Selaya y Voto, por un cuantía conjunta de 72.819,34 euros; las acciones de control del suministro mediante contadores en 31 municipios, con una inversión aproximada de 430.000 euros, o los trabajos de mejora de la red de abastecimiento y detección de fugas en Bárcena de Cicero, Potes, Pesquera, Santiurde de Reinosa, Limpias y Argoños, entre otros proyectos que completan los 600.000 euros asignados.

A partir de 2010, la normativa europea, concretamente la Directiva Marco del Agua, obligará a los estados miembros y, por extensión, a las autoridades municipales, a fijar tarifas que reflejen el coste integral del agua: es decir, que repercutan sobre el usuario los costes de los servicios relacionados con su suministro, yendo más allá de abastecimiento y saneamiento para incluir los aspectos medioambientales.

Con el fin de favorecer el cumplimiento de las directrices de la Unión Europea (UE) y un uso de los recursos hídricos bajo criterios de eficiencia y sostenibilidad, la Consejería de Medio Ambiente supedita la recepción de ayudas e inversiones hidráulicas municipales a la adopción de sistemas de cobro con contador, que contribuyen a reducir la demanda hídrica de los municipios que adoptan esta modalidad entre un 40 y un 60 por ciento. Para ello, desde el inicio del periodo de vigencia del PIAA en 2006, Medio Ambiente ha lanzado diferentes convocatorias de ayudas para cofinanciar el cambio de modelo de tarificación por los entes locales cántabros.

PIAA

Las medidas asociadas al PIAA, promovido por la consejería de Medio Ambiente, han reducido el consumo de agua en casi 14 millones de metros cúbicos entre 2006 y 2008. Precisamente, el pasado año se superó el objetivo de reducción del consumo del 10 por ciento previsto inicialmente para 2010, que se ha ampliado hasta alcanzar un 20 por ciento.

El volumen de recursos hídricos no consumidos ha implicado un ahorro cercano a los 10 millones de euros en costes de suministro para la ciudadanía, y hubiese permitido cubrir – a su vez – la demanda hídrica de la zona oriental de Cantabria durante un año. Este éxito del PIAA queda reflejado también en la notable reducción de la dotación de agua por habitante y día, que pasa de los 416 litros de 2006 a los 347 registrados en 2008.

Comentarios