Cantabria destinará 1,7 millones de euros para la recuperación ambiental de El Tintero

51
0
51

El consejero cántabro de Medio Ambiente, Francisco Martín, en compañía del alcalde de Colindres, José Ángel Hierro, visitó el área de El Tintero en Colindres, entre el Barrio de San Juan y la carretera nacional N-629 que penetra hacia el valle del Asón, y en donde la Consejería realiza obras de recuperación ambiental por importe de 1,7 millones de euros. Estas obras contemplan la creación de una laguna para aves acuáticas, una charca para anfibios y huertos ecológicos.

Buena parte de los mencionados terrenos de El Tintero se han utilizado en los últimos años como vertedero de sobrantes de excavación, sufriendo además la ocupación de plantas invasoras como los plumeros (Cortaderia selloana), lo que ha motivado a la Consejería para acometer la recuperación ambiental y paisajística del área.

Tras tener en cuenta diversos informes de asociaciones ecologistas, Medio Ambiente ha planteado un proyecto para la mejora de los hábitats naturales y la mejora de las condiciones para el asentamiento de la fauna, fundamentalmente de aves y anfibios, y la adecuación de la zona para el uso público y divulgativo del valor de los espacios naturales.

Laguna para aves acuáticas

El proyecto plantea la creación de una laguna para acoger aves acuáticas que se protegerá perimetralmente con vegetación para crear un ámbito los más aislado posible. La Consejería de Medio Ambiente pretende que este espacio también facilite las actividades científicas y educativas que se apoyarán en diversos miradores y observatorios de aves.

Al este del terreno se creará un espacio destinado a huertos ecológicos educativos sobre el que se llevarán a cabo diversos itinerarios que permitirán recorridos para facilitar el conocimiento y que incluyen zonas de estancia, a modo de atalaya, para admirar el paisaje de El Tintero y de la cuenca baja del río Asón, al sur del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Estos itinerarios también tendrán su continuidad hacia el oeste, donde se sitúa la laguna de las aves, y hacia el noroeste. Al norte de esta zona se creará una charca para anfibios.

Estos dos grandes espacios se encontrarán separados por el camino en dirección norte-sur que conecta los dos accesos al recinto. En el acceso principal, al sur, se redefine la conexión con la carretera nacional N-629 para, sin menoscabar su funcionalidad, mejorar las condiciones de entrada al área. Igualmente se contempla un pequeño aparcamiento integrado en las características del ámbito. El acceso septentrional facilita la conexión con los barrios de Colindres de Arriba a través del camino al oeste de la Iglesia de San Juan.

Vegetación

El proyecto de la Consejería de Medio Ambiente incluye la plantación de especies arbustivas y arbóreas. En el entorno de la laguna para aves se creará un pequeño bosque de ribera con 5 metros aproximadamente de anchura con ejemplares de Salix alba, Salix atrocinerea, Salix fragilis y Alnus glutinosa plantados al tresbolillo. Este bosque, aunque de forma menos densa, se extiende hasta el lindero occidental del recinto.

Más al sur, en el extremo suroccidental, se genera un bosquete mixto formado por Fraxinus excelsior, Corylus avellana y Prunas espinosa. También al este de la laguna, hasta el camino que une los accesos norte y sur al recinto, se creará un bosque mixto, aunque en este caso de cajiga y fresno fundamentalmente. Las especies serán: Quercus robur, Fraxinus excelsior, Acer campestre, Tilia platyphyllos, Laurus nobilis, Crataegus monogyna, Corylus avellana, Cornus sanguinea, Prunas espinosa, Ligustrum vulgare y Sambucus nigra.

En los límites sur y este del ámbito, a modo de pantalla vegetal, se plantan Corylus avellana, Fraxinus excelsior, Quercus robar, Laurus nobilis y Ilex aquifolium. El laurel y el acebo ocuparán el 40 por ciento de la superficie.

En las zonas húmedas se dispondrán juncos (juncos sp.) y en las zonas con mayor humedad, carrizo (P. australis) con algo de espadaña (Typha latifolia).

En torno a los huertos se realizarán plantaciones de tilos, fresnos, abedules y laureles, evitando que la sombra de los árboles perjudique la producción hortícola. En la zona del huerto para frutales tienen cabida una gran variedad de especies, entre ellos los cítricos (naranjos y limoneros) y las vides, de gran tradición en Colindres.

Comentarios