Las obras de la depuradora de Xinzo podrían empezar en otoño y estar terminadas en el verano de 2010

112
0
112

Las obras de la depuradora de Xinzo de Limia, en Ourense, podrían empezar en otoño y estar terminadas en el verano de 2010; así lo afirmó hoy el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Francisco Fernández Liñares.

El proyecto de mejoras de la depuradora de Xinzo de Limia fue sacado a licitación pública en el Boletín Oficial del Estado de ayer martes, 14 de julio. La actuación cuenta con un presupuesto base de 1.653.781,51 euros y se hará con cargo a los fondos del Plan E, Plan para el Estímulo de la Economía y el Empleo.

Fernández Liñares explicó que “la empresa que resulte adjudicataria contará con un plazo de siete meses para realizar los trabajos, lo que significa que las mejoras en la EDAR podrían estar terminada en agosto o septiembre de 2010. Estas mejoras permitirán que la calidad de las aguas de la zona sea óptima y, cumpla los parámetros establecidos por las Directivas Europeas”.

La Confederación Hidrográfica espera crear entre 15 y 20 empleos con las obras de mejora de esta estación depuradora de aguas residuales.

Características Técnicas

Las mejoras en la EDAR de Xinzo consistirán en la construcción de dos decantadores secundarios, un espesador de fangos, un silo para su almacenamiento y un edificio de tratamiento de desinfección por Rayos UVA.

La actuación principal consistirá en la demolición del decantador existente, que desde que se puso en marcha la actual EDAR siempre presentó problemas de funcionamiento, tanto de decantación como de extracción de fangos, reparto de caudales y salida de espumas. En su lugar, se procederá a la construcción de dos decantadores secundarios y, los fangos, las espumas, grasas y otros flotantes, serán recogidos en una arqueta especial. En paralelo al edificio de fangos actual, se construirá otro similar para albergar el sistema de desinfección de vertidos por medio de rayos UVA. Los fangos recogidos en los decantadores se conducen a través de tuberías hasta el pozo de bombeo de fangos, donde se alojarán los motores de impulsión. El caudal de entrada a este pozo se puede regular y permite independizar el vertido de un decantador.

Todo ello, supondrá importantes mejoras en la depuración y, evitará la presencia de nitratos y nitritos en las aguas, cuya presencia se debe a la actividad agrícola de la zona, logrando que las aguas lleguen al río Limia en perfecto estado.

Comentarios