Proponen introducir criterios ambientales a los impuestos

100
0
100

Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya Verds (IU-ICV) han presentado hoy en el Congreso de los Diputados, junto a WWF España, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Comisiones Obreras (CC.OO), una Proposición de Ley sobre Fiscalidad Ambiental. El objetivo, hacer cambios en el actual marco normativo fiscal e introducir criterios ambientales en los impuestos existentes, crear nuevos impuestos y reformar la fiscalidad de las haciendas locales.

La nueva Proposición de Ley prevé nuevos impuestos sobre la energía nuclear, el vertido, y la incineración de residuos y las bolsas de plástico. Estos impuestos se suman a modificaciones que se introducen en los ya existentes sobre hidrocarburos, matriculación, impuesto de sociedades, IRPF e IVA. En cuanto a las haciendas locales, se modifican las tasas de residuos, el impuesto de circulación, el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras, y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

“Con esta iniciativa se persigue gravar en mayor medida las actividades más contaminantes, eliminar ciertos beneficios fiscales ambientalmente injustificables y bonificar las prácticas más sostenibles”, han explicado los participantes a la Proposición de Ley. El objetivo de la propuesta es modificar comportamientos de los ciudadanos y las empresas en el consumo de bienes y servicios, sustituyendo los de mayor impacto ambiental y emisiones de CO2, por otros de menor impacto y más eficientes energéticamente.

Además, IU-ICV y las organizaciones ecologistas buscan promocionar sistemas de transporte y usos del suelo “más sostenibles” con el transporte público y vehículos menos contaminantes, la rehabilitación, la agricultura más sostenible, las energías renovables y las inversiones ambientales.

No supone aumentar los impuestos

Según los participantes, esta Proposición de Ley “no tiene la intención de incrementar la recaudación, sino actuar sobre las vías por las que se obtiene, favoreciendo una economía más sostenible”. En algunos casos, la recaudación fiscal aumenta (hidrocarburos, energía nuclear, vertido e incineración, bolsas de plástico, pernocta, cambio de uso del suelo, tasas de residuos...), pero la disminuye en otros casos (impuesto de sociedades, IAE, IRPF...). En otros aspectos, como el IVA o en los impuestos de matriculación y circulación, aumenta o disminuye la recaudación en función del tipo de productos objeto de gravamen.

Los ingresos que se deriven de esta propuesta irían a las arcas del Estado, de las comunidades autónomas o de los municipios. La Proposición aclara que, de forma excepcional, el impuesto sobre la energía nuclear se destinaría parcialmente a un Fondo estatal para la reactivación de las zonas donde se ubican las centrales nucleares y el impuesto sobre el cambio del uso del suelo iría al ya existente Fondo Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

Fuente: SINC

Comentarios