A punto de concluir las obras de emergencia, desarrolladas por la CHC en Piantón y Abres, con las que se reducirá, en ambos núcleos, el impacto de futuras avenidas

1
0
1

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), Jorge Marquínez, acompañado por los alcaldes de Vegadeo, Juan de la Cruz Antolín, y Trabada, José Manuel Yanes Ginzo, han visitado esta mañana las obras de restauración que la CHC acomete a raíz de los episodios de inundaciones ocurridos en la zona. Con los trabajos se pretende además minimizar, en la medida de lo posible, el impacto de futuras avenidas.

En el caso de Piantón, los daños ocurrieron al desbordarse los arroyos Suarón y Montouto, poniendo en peligro las viviendas y edificios anexos a ambos cauces. Las obras desarrolladas por la CHC contemplan varios diques defensa y en el caso del Montouto, ha sido necesaria la demolición del viejo puente, siendo sustituido por uno nuevo que triplica su capacidad hidráulica.

En el caso de la avenida ocurrida en el Eo, en la ría de Abres, los trabajos de defensa se fundamentan en la sustitución del muro afectado, mediante la ejecución de uno nuevo que sirva para el sostenimiento del camino de acceso arrasado por la crecida.

La CHC está desarrollando obras de restauración en otros puntos del Occidente asturiano, también afectados por las fuertes lluvias del pasado noviembre. Estos trabajos, cuyo objeto es evitar la obstrucción de los cauces, pasan por la retirada de restos vegetales, refuerzos de obras de defensa existentes como escolleras o estribos de puentes, etc.

La inversión, que en conjunto ha supuesto 3,6 millones de euros, contempla también una obra para restablecer el régimen hidráulico del arroyo Ríomayor (Teverga), evitando que se desborde y por tanto que se corte la carretera de acceso a la población de Taja.

Comentarios