Fernández Vara apuesta por la “participación” de las CCAA en la gestión de cuencas, pero no por la transferencia

6
0
6

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha mostrado hoy partidario de la “participación” de las Comunidades Autónomas en la gestión de los ríos y de las cuencas, pero no de su transferencia a las autonomías.

El presidente del Ejecutivo regional realizaba estas manifestaciones durante el acto conmemorativo del cincuenta aniversario de la Comunidad de Regantes de Mérida, que ha tenido lugar en la capital autonómica con la asistencia del consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan María Vázquez; delegada del Gobierno en la región, Carmen Pereira; alcalde de la ciudad, Ángel Calle; presidente de la comunidad de regantes Calixto Fajardo, y numerosos agricultores.

Durante su intervención Fernández Vara, tras visionar un vídeo que recogía los inicios del denominado Plan Badajoz y las dificultadas que tuvieron los colonos, se refirió a los más de 500.000 extremeños que tuvieron que salir de la región en esa época, años 50 y 60, “porque se decidió que algunos tenían que producir alimentos, y se decidió invertir en el norte con la mano de obra del sur”, indicó.

En el transcurso del acto el presidente extremeño reflexionó sobre la próxima reforma de la PAC, y se preguntó si interesa o no que se produzcan alimentos, para añadir “que ahora interesa más que antes”, por factores como el aumento de la población. Añadió que hay que producir “con garantía y seguridad alimentaria”.

Por último, durante su intervención se refirió a las dificultades que suponen para las explotaciones agrarias el aumento de los precios del agua y la energía, que sube más que los productos.

Por su parte, el presidente de la Junta de gobierno de la Comunidad de Regantes de Mérida, Luís Ramírez, incidió también en los elevados costes de producción, manifestando que “ha llegado al límite la capacidad de endeudamiento del regante”.

En esta misma línea de buscar la viabilidad de las explotaciones abaratando los costes de producción, pidió poder gestionar las obras y en el agua en toda la red que afecta a la comunidad de regantes.

Durante su intervención, el presidente de la comunidad de regantes Calixto Gajardo, abogó por la mejora y modernización de las infraestructuras de riego, la reestructuración de cultivos, y por un abaratamiento de las tarifas.

También intervinieron en el acto el alcalde de Mérida, quien hizo un llamamiento el ahorro de agua, y la delegada del Gobierno en la región, que destacó la apuesta del Gobierno central por el regadío y las obras de mejora llevadas a cabo por el SEIASA.

La Comunidad de Regantes de Mérida, que cumple ahora 50 años, cuenta con cerca de 1.900 regantes y una superficie de más de 5.000 hectáreas.

Comentarios