La Confederación Hidrográfica inicia las obras para crear una nueva zona de inundabilidad controlada en el Eje del Ebro en Pina de Ebro

4
0
4

La Confederación Hidrográfica del Ebro inicia hoy las obras de la que será la tercera zona de inundabilidad controlada en el Eje del Ebro, en el término municipal de Pina de Ebro. Ésta se sitúa aguas arriba del núcleo urbano de Pina de Ebro, aprovechando el meandro existente en su margen izquierda y está diseñada para mejorar la protección en situación de avenida de los núcleos urbanos ribereños.

Junto con esta zona de inundabilidad se construirá otra en el mismo término municipal. Además, se está ejecutando otra en el término municipal de Pradilla cuyas obras se han iniciado también este mes de octubre y ya está prácticamente concluida la situada en la localidad de Novillas. La previsión es que dentro de tres meses sean ya efectivas estas áreas.

Las áreas controladas de inundabilidad son medidas consensuadas en el seno de la Comisión del Tramo Medio del Ebro donde han participado los Gobiernos Autonómicos de La Rioja, Navarra y Aragón, expertos y los alcaldes de las localidades afectadas. Su finalidad es crear un espacio que se inundará de forma controlada durante un episodio de avenida, reduciendo los caudales circulantes por el río y aumentando el resguardo de las motas hasta en avenidas de periodo de retorno de 10 años.

Datos técnicos

La primera área de Pina de Ebro tiene una extensión de 115 hectáreas para almacenar hasta un máximo de 1,4 hm³ durante un episodio de avenida. Por su parte, la segunda que se iniciará en breve se realizará en la margen derecha y tendrá capacidad de 1 hm³ y una extensión de 100 hectáreas. Por su parte, la que se está ejecutando en Pradilla tiene una superficie de 185 hectáreas y una capacidad de 2,4 hm3 y la realizada en Novillas tiene una extensión de 315 hectáreas para almacenar hasta un máximo de 3,3 hm³. Las obras consisten en la colocación de dos compuertas de nivel constante que durante el episodio de avenida permitirán la circulación del agua desde el cauce del río a la zona a inundar. Estas compuertas se colocan en la mota defensiva ya existente y estarán resguardadas cada una de ellas por una compuerta de seguridad.

Además, la actuación incluye la instalación de cinco clapetas de drenaje repartidas por el área que, junto a las compuertas de nivel constante, colaboran al desagüe de la zona inundable una vez desciendan los caudales por el cauce. El Organismo de Cuenca efectuará también una actuación de mejora de la mota de protección que ya existía en la zona y procederá a nivelar con maquinaria el perímetro interior de esta futura área de inundabilidad.

Comentarios