Marta Moren inaugura en Valladolid la jornada "Participación de los usuarios de aguas subterráneas en la gestión y planificación de los recursos hídricos"

10
0
10

La directora general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), Marta Moren ha inaugurado en Valladolid la jornada "Participación de los usuarios de aguas subterráneas en la gestión y planificación de los recursos hídricos".

La Directora General ha estado acompañada por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, Antonio Gato, y por el presidente de la Asociación Española de Usuarios de aguas Subterráneas, Bernardo Díaz.

Durante todo el día, expertos y organizaciones de usuarios de aguas subterráneas de otras cuencas han analizado la necesidad de crear en la cuenca del Duero comunidades de usuarios de agua subterránea para facilitar su integración en la gestión y planificación de los recursos hídricos.

La colaboración de los usuarios de las aguas subterráneas en el diagnóstico de los problemas que atraviesan los acuíferos de la cuenca y en la adopción de medidas a tomar para su resolución es fundamental para mejorar su gestión.

En la cuenca del Duero en la actualidad existen más de 66.000 pozos de los que decenas de miles de usuarios extraen una media anual de entre 600 y 1.000 hm3 para atender abastecimientos urbanos, industriales y más de 200.000 hectáreas de regadío.

Hasta la adopción de la Ley de Aguas de 1985 estos usuarios de agua subterránea operaban al margen de los organismos de cuenca, como si sus acciones no tuvieran implicaciones en el ciclo hidrológico. A partir de esa fecha se ha buscado su implicación en la gestión del recurso, sin embargo, la baja organización de este colectivo esta dificultando esta labor, si cabe más necesaria después de que los trabajos previos que se están llevando a cabo en la cuenca del Duero de cara a la redacción del Plan Hidrológico hayan puesto de manifiesto problemas cualitativos y cuantitativos en las masas de agua subterránea que exigen inmediatas soluciones.

Actuaciones de la CHD

Con la partida prevista para este año, la Confederación Hidrográfica del Duero habrá invertido desde el año 2004 hasta el 2010 más de 19,7 millones de euros en la instalación y mantenimiento de 461 puntos de control pertenecientes a la red de piezometría, encargada del estudio cuantitativo de las aguas subterráneas, que se sumarán a los 93 que existían antes de esa fecha. En total, al terminar este año 554 puntos permitirán conocer la cantidad de agua que hay los acuíferos de la cuenca.

Éstos se sumarán a los 480 puntos de control de la calidad de las aguas subterráneas que ya están en funcionamiento.

Aparte de realizar un seguimiento continúo de las aguas subterráneas, la CHD viene, desde hace años, aplicando diversas medidas de control y gestión para paliar los elevados niveles de nitratos y la fuerte explotación a la que están sometidos algunos acuíferos de la cuenca. Así por ejemplo, se han limitando las extracciones en una zona significativa de la parte central de la cuenca (Arenales, Páramo de Cuéllar). Unas medidas que han conseguido detener el proceso de deterioro del acuífero.

En estos momentos el Organismo de cuenca también está trabajando en la preparación de una normativa específica para la protección de estas masas de agua que se incorporará al nuevo plan hidrológico del Duero.

El trabajo a seguir pasa por evitar la entrada de contaminantes en las aguas subterráneas, por proteger, mejorar y regenerar las masas de agua subterránea y por garantizar el equilibrio entre la extracción y la recarga. Unos objetivos que deberán alcanzarse con la participación de todos los usuarios.

Por otro lado, en el acuífero de Los Arenales se ha iniciado un proceso de recarga artificial dentro de las zonas de la Cubeta de Santiuste y la Comarca de El Carracillo para recuperar los niveles de agua y favorecer su explotación.

Esta jornada, en la que diferentes representantes de comunidades de usuarios de aguas subterráneas de otras cuencas de España y destacados expertos de distintos ámbitos han dado a conocer su experiencia a los usuarios de la cuenca del Duero, es el colofón de dos sesiones de trabajo celebradas previamente en la Confederación Hidrográfica del Duero con alcaldes y representantes de la administración local y de las organizaciones agrarias, como principales usuarios del agua, en las que se analizó la necesidad de crear estas comunidades de usuarios y se animó a la participación de todos los interesados en la fase final de preparación del nuevo plan hidrológico de la cuenca del Duero.

Fuente.- MARM

Comentarios