El consumo de agua en España cayó un 4% en 2009 por la menor demanda en la industria y el turismo

2.335
0
2335

Según un estudio de la consultora DBK, en 2009 se acentuó la tendencia a la baja del consumo de agua en España, debido principalmente a la menor demanda registrada en los ámbitos industrial y turístico, situándose, excluyendo el sector agrícola, en unos 205 litros per cápita al día. El valor de las ventas alcanzó los 2.930 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 1,4%, apoyado en el incremento de las tarifas de suministro. La congelación de los precios en algunas regiones permite anticipar un leve descenso del volumen de negocio en el presente ejercicio.

Evolución de la actividad

Las políticas de fomento del uso racional del agua han dado como resultado una tendencia descendente en el consumo durante los últimos cinco años, habiéndose acentuado dicha tendencia en el bienio 2008-2009, como consecuencia de la caída de la demanda en los ámbitos industrial y turístico, en un marco económico desfavorable.

Así, se estima que el volumen de agua abastecida en las redes públicas de suministro urbano cerró el ejercicio 2009 con un descenso del 4% respecto al año anterior, tasa muy similar a la contabilizada en 2008, hasta situarse en unos 3.495 hectómetros cúbicos, lo que supuso unos 205 litros por persona al día.

Más del 67% del agua suministrada a través de estas redes de abastecimiento se destina a uso doméstico, mientras que la industria consume el 23% del volumen total, correspondiendo a consumos municipales el restante 10%.

Al igual que en 2008, el incremento de tarifas posibilitó que los ingresos obtenidos por las empresas de distribución de agua derivados de la actividad de abastecimiento finalizaran el año con un crecimiento del 1,4%, alcanzando los 2.930 millones de euros.

Para 2010 varias compañías han congelado las tarifas de suministro, lo que permite anticipar un leve descenso del volumen de negocio sectorial en este ejercicio.

La tendencia a la privatización de servicios públicos por parte de las administraciones locales continuará incrementando el número de licitaciones de abastecimiento y saneamiento, y favorecerá la diversificación de las empresas de agua hacia negocios como la recogida y el tratamiento de residuos urbanos, la limpieza de calles y el mantenimiento de parques y edificios públicos. La internacionalización de la actividad surge también como una buena vía de crecimiento.

Estructura de la oferta

La estructura de la oferta en el sector de distribución de agua está formada mayoritariamente por sociedades mixtas, creadas por empresas de capital privado especializadas en la actividad del ciclo integral del agua y los ayuntamientos donde se prestan estos servicios.

Junto a las anteriores operan sociedades de titularidad totalmente pública y empresas de capital privado, cuya presencia en el sector se ha visto impulsada gracias a la creciente tendencia a la privatización del servicio de abastecimiento por medio de concesiones administrativas.

Los cinco primeros operadores en términos de facturación por la actividad de abastecimiento de agua reunieron en 2008 una cuota conjunta de mercado del 51%, porcentaje que se situó en el 62% al considerar a los diez primeros.

Fotografía: Wikipedia

Comentarios