Más de 53 países europeos establecerán nuevas medidas de protección de los riesgos medioambientales

159
0
159

En un entorno y un clima cambiantes, la salud humana está, más que nunca, en riesgo y se enfrenta a nuevos retos.

Tras 20 años desde las primeras medidas tomadas para proteger la salud de las amenazas medioambientales, los ministros de Medio Ambiente y Salud de Europa se reúnen a partir de hoy en la V Conferencia Ministerial sobre Medio Ambiente y Salud, que se celebra en Parma (Italia), con el objetivo de establecer una agenda de medidas a cumplir antes de 2020. La decisión se adoptará en forma de declaración y se firmará el 12 de marzo.

El acceso limitado o nulo y las condiciones sanitarias inadecuadas del agua, la mala calidad del aire, la inactividad física o la amenaza de elementos químicos, y los nuevos retos como el cambio climático son los principales riesgos medioambientales con los que se enfrenta la población europea, en total 890 millones de personas.

Para ello, los más de 53 países con 27 ministros de Salud y Medio Ambiente, y 23 secretarios de Estado junto a más de 800 participantes entre científicos, comisarios europeos y delegaciones de la sociedad civil, tienen como objetivo completar las medidas tomadas en la última reunión celebrada en Budapest (Hungría) en 2004. La V Conferencia Ministerial sobre Medio Ambiente y Salud, que se celebra a partir de hoy en Parma (Italia), establecerá un marco europeo para la acción en cuestiones de cambio climático y salud.

“Trabajar juntos para enfrentarnos a los riesgos medioambientales nos ha ofrecido resultados tangibles en el continente europeo durante los últimos 20 años”, ha explicado Zsuzsanna Jakab, nueva directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa. “Es un logro que 20 años más tarde, los ministros se sienten para discutir estos temas”, ha añadido Jakab en la rueda de prensa inaugural en el auditorio Niccolò Paganini de Parma, antigua fábrica de azúcar, donde se celebra esta conferencia.

Según los expertos, las causas de los riesgos medioambientales son los problemas financieros, las desigualdades socioeconómicas y de género, y los eventos climáticos cada vez más extremos y frecuentes, que amplifican el impacto sobre la salud. “El cambio climático, la crisis financiera, y las desigualdades crecientes se están convirtiendo en una gran carga para los gobiernos, por lo que es cada vez más importante ponernos de acuerdo en una nueva forma de actuar”, añade Jakab.

La V Conferencia, organizada por la OMS, servirá para evaluar los progresos realizados desde 1989, y actualizará así los compromisos tomados por los gobiernos europeos, adoptados en Budapest en 2004. Según los participantes, es el momento de desafiar los nuevos retos y valorar la evolución de la situación.

“Esperamos que este proceso europeo pueda generar iniciativas y experiencias que luego usemos en otros procesos que tenemos en camino en alianzas similares en África o en Asia”, subraya a SINC María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS en Ginebra (Suiza). “Necesitamos una agenda y una resolución que sea políticamente hablando fuerte y decidida, y con un compromiso de cumplimiento muy fuerte”, añade la experta.

La Declaración de Parma que se firmará al finalizar la conferencia el viernes 12 de marzo será la culminación estratégica de la conferencia, pues enunciará las medidas decididas desde los ministerios que se aplicarán junto a la Comisión Europea, y las organizaciones internacionales e intergubernamentales.

Veinte años preocupados por la salud

La primera conferencia ministerial sobre salud y medio ambiente se celebró en Frankfurt (Alemania) en 1989 cuando se tomaron las primeras medidas para proteger a las personas de los riesgos ambientales. En 1994 se celebró en Helsinki (Finlandia), en 1999 en Londres (Reino Unido), y en Budapest (Hungría) en 2004, que se centró en reducir los efectos de los impactos medioambientales en los niños europeos a través de la adopción del Plan de Acción para el Medio Ambiente y la Salud de los Niños de Europa (CEHAPE, por sus siglas en inglés).

“Los esfuerzos internacionales para erradicar la pobreza, mejorar la salud y salvaguardar los recursos naturales y los ecosistemas no se lograrán si los tratamos como problemas aislados y fuera de un marco de políticas socioeconómicas. Es necesario unir fuerzas para afrontar retos comunes que agravarán nuestro entorno ya vulnerable y que pondrán a más gente en peligro, sobre todo a los niños”, apunta Stefania Prestigiacomo, ministra italiana de Medio Ambiente, Tierra y Mar.

Tras las reuniones intergubernamentales de alto nivel celebradas en Italia, Alemania, Luxemburgo, y España, entre otros, la V Conferencia será la culminación de las consultas. En esta última, los expertos evaluarán la situación en cuestiones medioambientales y sanitarias en Europa, sobre todo en los países del sureste de Europa, del Cáucaso y de Asia central, y sondearán el impacto del proceso en el continente. Además, examinarán la forma de reducir las desigualdades socioeconómicas, y se centrarán en el tema del cambio climático, “cada vez más preocupante”.

“Confiamos en Parma, que con su alto nivel de vida, sus grandes áreas verdes y su urbanismo seguro, será el principal defensor de los entornos saludables y conducirá la buena voluntad y el compromiso”, ha asegurado Pietro Vignali, alcalde de Parma, ciudad que ha acogido a los participantes a la conferencia con una de las nevadas más intensas de los últimos años.

Fuente: SINC

Comentarios