Nace una red para la investigación en acuicultura

485
0
485

Un grupo de investigadores de varias universidades y centros de investigación de la Comunitat Valenciana han constituido la Xarxa Valenciana d'Investigació en Acuicutura (XAVIA) con el objeto de contribuir al desarrollo del sector a través de la investigación.

La firma de la Acta de Constitución se ha realizado entre investigadores de la Universidad de Alicante, la Universitat de València, la Universidad Politécnica de Valencia y el Instituto de Acuicultura de Torre de la Sal del CSIC. El coordinador es el profesor de la Universidad Politécnica Dr. Miguel Jover Cerdá, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología Animal donde trabaja sobre la biología de las especies, y colaborador del Instituto de Gestión de Zonas Costeras de Gandia.

El objetivo de la nueva red es analizar la situación del sector y proponer a las administraciones (autonómica y nacional) líneas prioritarias y proyectos para mejorar la acuicultura valenciana. Asimismo, se propone impulsar el desarrollo de proyectos de investigación conjuntos y la difusión de los resultados de la investigación, y abordar la formación de técnicos.

“Los integrantes de la Xavia teníamos una vinculación previa o por haber participado en algún proyecto común o porque impartimos clase en el Master Interuniversitario de Acuicultura. En los últimos tiempos han surgido diversas redes y plataformas que tratan de aportar ideas al mundo de la acuicultura, sin embargo, los investigadores valencianos que hemos impulsado la red, consideramos no estábamos lo suficientemente representados”, explica el coordinador de la iniciativa.

De cara a las acciones más inmediatas, los miembros tienen intención de presentar proyectos conjuntos a diferentes convocatorias regionales y nacionales para poder ofrecer una solución global a los retos de la acuicultura, ya que, según Miguel Jover, tradicionalmente los proyectos han sido parciales, cubriendo solo una línea de investigación. “Creemos que hacen falta investigaciones multidisciplinares que aborden los temas claves de manera global. Pero es esencial contar para ello con el sector productivo porque nos ha de plantear sus necesidades tecnológicas”, explica.

Entre las cuestiones a tratar, comenta el Dr. Jover que, en primer lugar, se encuentra el mejorar la rentabilidad de las empresas. “Se ha producido una importante bajada en el precio de los productos y es necesario innovar porque las soluciones tecnológicas relacionadas con la producción que funcionaban bien hasta la fecha, ya no son competitivas a nivel de costes”. En segundo lugar, es necesario abordar temas de nutrición para rebajar los índices de conversión para que la actividad sea rentable, esto es, reducir la cantidad de alimento necesario para producir un kilo de pescado. “En este momento, está situado en los 2,5 kilos de alimento por kilo de pescado y esto claramente es excesivo”.

Asimismo, son necesarias mejoras en la reproducción, en la supervivencia larvaria y en la mejora genética. “De hecho, estamos todavía criando las mismas líneas de lubinas y doradas de hace 20 años y los tiempos de crecimiento son muy largos. También es necesario mantener la sostenibilidad de la actividad y avanzar en cuestiones de manejo y gestión de las propias granjas, como en la estimación de la biomasa, esto es, saber en cada momento la cantidad de peces que tenemos en los estanques”. Finalmente, en la fase de transformación y comercialización, los investigadores opinan que habría que diversificar el producto para adaptarse a las demandas actuales, como por ejemplo, ofrecer productos ya elaborados.

Más información: xavia@upv.es

Fuente: RUVID

Comentarios