Escuelas con agua, escuelas con futuro

285
0
285

Lograr que todos los niños disfruten de su derecho a agua potable, saneamiento adecuado e higiene continúa siendo un desafío en muchos países. Un reciente informe analiza la situación en las escuelas y propone vías para lograr que el derecho a la educación de millones de niños y niñas no se vea limitado por algo tan aparentemente trivial como una pastilla de jabón.

El acceso agua potable, jabón y a una adecuada información sobre prácticas de higiene protege la salud de los estudiantes y les anima a asistir a la escuela. La mejora de las instalaciones de saneamiento en las escuelas tiene un especial impacto positivo sobre la asistencia a la escuela de las niñas. En muchos lugares del mundo las chicas abandonan pronto la escuela por la simple razón de que su colegio carece de letrinas o porque no hay baños separados para chicos y chicas.

UNICEF promueve proyectos de agua, saneamiento e higiene en escuelas de todo el mundo. La mejora en las instalaciones de saneamiento y en la educación sobre higiene es una cuestión de salud y también de dignidad: promueve el respeto de los estudiantes hacia sí mismos y les anima a autoafirmarse, tanto en la escuela como en sus hogares.

Un problema de escala mundial que permanece oculto

En 60 países en desarrollo, más de la mitad de las escuelas de educación primaria no tienen instalaciones de agua adecuadas y casi dos tercios no cuentan con letrinas e instalaciones de alcantarillado adecuado.

“Millones de estudiantes en el mundo en desarrollo van a escuelas que no disponen de agua potable o de letrinas limpias, cosas básicas que la mayoría de nosotros damos por hechas”, afirma Sigris Kaag, Directora Regional de UNICEF para Oriente Medio y el Norte de África. “Todos los niños y niñas tienen derecho a estar en una escuela que disponga de agua potable, saneamiento adecuado y educación en prácticas de higiene”.

El agua no potable, el saneamiento inadecuado y la falta de higiene no sólo afectan a la salud y la calidad de vida de la infancia. También son responsables del cerca de millón y medio de menores de 5 años que muere cada año por culpa de la diarrea.

Una llamada a la acción

La publicación del informe Raising Clean Hands: Advancing Learning, Health and Participation through WASH in Schools es una llamada a la acción para legisladores, autoridades escolares, comunidades y familias para lograr que los niños vayan a escuelas con instalaciones adecuadas en material de agua, saneamiento e higiene.

El informe insta a quienes tienen el poder de tomar decisiones y a los actores clave a aumentar la inversión en agua, saneamiento e higiene en las escuelas. Esta inversión necesita de la participación de las comunidades, la sociedad civil, los medios y los propios estudiantes.

Comentarios