Las áreas marinas protegidas no preservan a todas las especies por igual

68
0
68

Un estudio en el que han colaborado más de 20 científicos de Francia, Italia, Portugal, EE UU., Malta y Reino Unido y España ha demostrado que la efectividad de las áreas marinas protegidas como herramientas de gestión y conservación depende de la biología ecología y del valor comercial de las especies afectadas. La investigadora Raquel Goñi del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO ha analizado con su equipo 40 series de datos de hasta 33 años de duración en 12 áreas marinas protegidas de toda Europa.

"Las especies comerciales son más abundantes en el interior de las reservas, sobre todo los peces de gran talla que no forman cardúmenes como el mero o la corvina. También, especies de movilidad amplia, como el dentón o especies de jurel de gran tamaño, para las que se había postulado que las áreas marinas protegidas no serían efectivas", explica Raquel Goñi, coautora del trabajo e investigadora en el Centro Oceanográfico de Baleares del IEO . Su equipo no observó respuestas a la protección en muchas especies que aunque no sean objetivo directo de la pesca, también se capturan.

El nuevo estudio, publicado en el último número de la revista Ecological Applications, compara la abundancia de cada especie en las áreas marinas protegidas con la abundancia en zonas anexas abiertas a la pesca para confirmar que las áreas marinas protegidas no son la panacea de la conservación, sino que su efectividad como herramientas de gestión y protección depende de las características biológicas y ecológicas de las especies, así como de su interés comercial.

Este estudio confirma que las áreas marinas protegidas no son la panacea de la conservación, sino que su efectividad como herramientas de gestión y protección depende de las características biológicas y ecológicas de las especies, así como de su interés comercial.

Fuente: Instituto Español de Oceanografía

Comentarios