La Confederación Hidrográfica del Ebro publica un informe sobre la repercusión de la actividad humana en el estado de las aguas

3
0
3

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha publicado su último informe de presiones e impactos en la Cuenca. En concreto el trabajo, compilado en 2008, se denomina “Actualización del análisis de presiones en la demarcación del Ebro y propuesta de medidas para las masas en riesgo”. Se trata del tercer estudio de este tipo que realiza el Organismo y se centra en analizar las repercusiones que la actividad humana tiene en el estado de las aguas superficiales.

La Directiva Marco del Agua, además de fijar la necesidad de caracterizar las masas de agua y estudiar el impacto de las presiones antropogénicas en su estado, algo que ya se hizo en el Ebro en el año 2005, plantea a los Organismos gestores un seguimiento de dichas masas. Éste se realiza a través de las distintas redes de control, que permiten conocer el estado general de la cuenca.

La Confederación del Ebro tiene diversas líneas de control y realiza informes anuales con los datos de calidad de aguas superficiales, aguas subterráneas, estado ecológico de las masas de agua, y también hace un seguimiento en continuo de la cantidad y calidad de agua en la Cuenca, a lo que suma los trabajos que realiza con programas de medidas y propuestas que deben recogerse en el nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación.

Este trabajo de impactos y presiones que se ha publicado es un paso más allá respecto a anteriores informes ya que además de actualizar el inventario de presiones y analizar el riesgo que suponen para las masas de agua, efectúa una propuesta de medidas que puede ser referente para el Plan Hidrológico. De hecho, este informe es muy utilizado en el trabajo diario de las áreas que dentro de la Confederación se dedican al control de la calidad de las aguas, control de vertidos, otorgamiento de concesiones y planificación.

Descargar informe.

Comentarios