El MARM evalúa favorablemente el proyecto de reforestación del entorno del embalse del Alange

67
0
67

Tras la evaluación ambiental llevada a cabo por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino sobre el proyecto "Reforestación en el arroyo Obando y en el paraje de Las cañadas y El Encinar de la zona de dominio público del embalse de Alange (Badajoz)", y de acuerdo con el análisis y las consultas realizadas, al no observarse impactos adversos significativos, se evalúa favorablemente el proyecto siempre que el promotor cumpla con las condiciones fijadas en la resolución publicada hoy en el BOE.

El objeto del proyecto es la mejora y conservación del dominio público mediante la recuperación del estado de la masa forestal. En el paraje de Las Cañadas se potenciará la masa forestal existente con trabajos selvícolas y reforestaciones y se estudiará el caso de posibles ocupaciones indebidas del dominio público. En el arroyo Obando y en el paraje de El Encinar se realizarán actuaciones para recuperar la práctica totalidad de la masa forestal por haber desaparecido por completo en esta zona de actuación.

La actuación se desarrolla dentro del espacio protegido Red Natura 2000, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) "Sierras centrales y embalse de Alange" y el promotor es la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

El documento ambiental incluye las medidas preventivas y correctoras adecuadas para la protección del aire, suelo, el agua, la fauna, la flora, el patrimonio cultural etc. Asimismo se recogen los impactos positivos que generará la ejecución del proyecto.

Para minimizar el riesgo de erosión de los suelos subsolados y desprovistos de la capa fértil, la Resolución exige que se proceda a su revegetacion y acondicionamiento inmediato después de concluir las obras. Asimismo, indica que las aguas de escorrentías sean vertidas a los cauces preexistentes mediante la construcción de cunetas y desagües para evitar la erosión hídrica.

Queda prohibido cualquier vertido a la red de drenaje superficial que pueda contaminar o degradar el dominio público hidráulico, así como el vertido de materiales procedentes del movimiento de tierras y la ubicación de sistemas auxiliares de obra que puedan afectar al embalse de Alange.

La resolución exige evitar la destrucción de nidos, madrigueras o refugios de fauna que se puedan encontrar en la zona y la adaptación del calendario de realización de actividades generadoras de ruido a los periodos de mayor sensibilidad de las especies de interés.

Al finalizar las obras se llevará a cabo una limpieza general de todos los restos generados, así como la restauración ambiental de la zona mediante la restitución morfológica del terreno y la revegetación de aquellos donde sea necesario.

Fuente.- MARM

Comentarios