La CHD requiere el cese de la navegación del barco “La Leyenda del Pisuerga”

94
0
94

La Confederación Hidrográfica del Duero, ha requerido a “ Pronautur Río S.L” como empresa propietaria del barco “La Leyenda del Pisuerga” que cese la navegación dado que desde septiembre de 2008 el barco tiene caducada la autorización de navegación que le concedió el Organismo de cuenca el 6 de septiembre de 2006.

Además, la CHD considera que, dadas las deficiencias detectadas en los sistemas de seguridad, si el barco continúa navegando podría poner en peligro la seguridad de las personas y los bienes. Por ello, el Organismo de cuenca advierte que de no atenderse este requerimiento se incoará el oportuno expediente sancionador, sin perjuicio de las responsabilidades civiles e incluso penales en que los propietarios del barco pudieran incurrir de producirse daños a personas o bienes.

Por otro lado, la Confederación Hidrográfica del Duero ha anunciado a los propietarios que sólo renovará la autorización de navegación si, con carácter previo, subsanan todas las deficiencias reseñadas en el acta
levantada por la Guardia Civil durante la inspección de la embarcación.

La Guardia Civil, durante la citada inspección detectó que la embarcación no disponía de varios de los sistemas de seguridad obligatorios como bengalas de señalización, chalecos suficientes para los pasajeros o un bote preparado para un arriado rápido en caso de emergencia.

Además, comprobó que el barco estaba vertiendo directamente al río sin pasar por filtros o depuradoras las aguas sucias y que tenía caducados el certificado de navegabilidad y la licencia de navegación.

Para renovar la autorización de navegación los propietarios del barco deberán también presentar ante el Organismo de cuenca la aptitud para la navegabilidad certificada por un técnico competente( Ingeniero Naval u Oficial de la Marina Mercante), con el visado de su correspondiente Colegio Profesional o certificado expedido por cualquier entidad colaboradora de la Administración Marítima para la inspección de embarcaciones de recreo debidamente acreditada, así como copia del seguro de responsabilidad civil que cubra los daños a pasajeros, tripulantes y terceros.

Por último, la CHD recuerda a los propietarios del barco que la concesión de ocupación de Dominio Público Hidráulico que le fue concedida por este Organismo el 10 de septiembre de 2002 ampara únicamente la
ocupación para la explotación de un barco turístico de desplazamiento para un máximo de 90 pasajeros y que, cualquier otro uso exige la tramitación del oportuno expediente de modificación de características de
la concesión.

El Organismo de cuenca remitirá copia tanto del acta levantada por la Guardia Civil como del requerimiento enviado a la empresa propietaria de la embarcación al Ayuntamiento de Valladolid para que ejerzan las
acciones que estimen procedentes a la vista de lo dispuesto en la licencia ambiental municipal otorgada en su día por el Consistorio vallisoletano.

Comentarios