La Confederación del Ebro y el Gobierno de Aragón acuerdan el desarrollo de la modernización de regadíos que se abastecen desde el embalse del Val

4
0
4

La Confederación Hidrográfica del Ebro, el Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón y la Junta General de Usuarios del río Queiles y el embalse del Val han acordado las líneas de acción para desarrollar la modernización de los regadíos de Tarazona, Novallas, Vierlas y Malón (Zaragoza).

Este mes de julio la Junta de Usuarios y las dos administraciones han mantenido una reunión de coordinación en la que se ha fijado como primer paso indispensable para esta modernización que las comunidades de regantes procedan a la concentración parcelaria. En esta reunión ha estado presente la directiva de la Junta Central de Usuarios y por parte del Ejecutivo, el director general de Desarrollo Rural, Miguel Valls y el jefe de servicio de Estructuras Agrarias, Mariano Sanagustín y del Organismo de Cuenca, su presidente, Rafael Romeo.

Una vez se haya cumplido esa condición necesaria de la concentración parcelaria, el Gobierno de Aragón se ha comprometido a redactar los proyectos que definan tanto la red en alta de este sistema, donde se incluye la nueva toma desde el embalse del Val que distribuirá los caudales a presión, como la red de distribución o red en baja.

Una vez concluidos estos proyectos, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, se encargará de la ejecución y financiación de las obras de la red en alta con una nueva toma desde el embalse del Val (Los Fayos, Zaragoza).

El proyecto de modernización beneficiará, según las primeras estimaciones, a unas 5.000 hectáreas de estos cuatro municipios de la ribera del Queiles, donde se incluyen regadíos consolidados y regadíos sociales.

Comentarios