Puxeu visita la desaladora de Ciutadella

148
0
148

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), Josep Puxeu, ha visitado este viernes la desaladora de agua marina de Ciutadella, en la isla de Menorca, acompañado por la directora General del Agua del MARM, Marta Moren, el director General de Desarrollo Rural, Jesús Casas, y el presidente del Consell Insular de Menorca, Marc Pons, entre otras personalidades.

Esta desaladora, en la que el MARM ha invertido 20 millones de euros en su construcción y que se enmarca dentro del convenio de colaboración suscrito entre el MARM y el Gobierno Balear en abril de 2005 para la construcción de cuatro desaladoras, mejorará y complementará el abastecimiento al municipio de Ciutadella (Menorca) y su entorno.

La desalación se llevará a cabo mediante un proceso de ósmosis inversa. La producción de la planta será de unos 10.000 metros cúbicos diarios dados por dos líneas de proceso de 5.000 metros cúbicos por día cada una, considerando en el proyecto una posible ampliación futura a 15.000 metros cúbicos por día.

La planta desaladora alberga los bastidores de ósmosis inversa, la zona de filtros de cartuchos, la zona de cuadros eléctricos y los transformadores. Anexos se sitúan el edificio de remineralización (dosificación de cal y sistemas hidroneumáticos), el edificio de control y los talleres.

La toma de agua de mar se realiza mediante cuatro pozos (dos en funcionamiento y dos en reserva) de 600 milímetros de diámetro y 60 metros de profundidad, en unos terrenos situados en la punta comprendida entre Cala Santandria y el Clot de Sa Ceral. En cada uno de los dos pozos en funcionamiento y en uno de los de reserva se instalará una bomba lapicero con variador de frecuencia.

Las tuberías de impulsión de los pozos descargan en un colector común encargado de transportar el agua de mar hasta una cámara intermedia de 340 metros cúbicos de capacidad.

La impulsión de agua producida se realiza desde la planta (depósito de agua tratada de 10.000 metros cúbicos) hasta el depósito municipal existente. Ambos depósitos quedan unidos por gravedad, por lo que no hay que realizar ningún bombeo entre ellos.

El rechazo hipersalino consta de un tramo terrestre y de un emisario submarino de 150 metros de longitud.

Fuente.- MARM

Comentarios