Un método predice la difusión del vertido de petróleo en el Golfo de México

108
0
108

Investigadores de la Universidad de California (UC) Santa Bárbara de EE UU han desarrollado un método que predice a corto plazo la evolución de las manchas de petróleo. El equipo predijo con éxito cuándo y a qué parte de las costas del Golfo de México llegaría el petróleo vertido desde la plataforma Deepwater Horizon de la multinacional BP.

“El método, respecto a otros anteriores, da una posición más exacta de la mancha de petróleo, y también es ‘robusto’ frente a muchas incertidumbres de los datos y las propiedades físicas”, destaca a SINC Igor Mezic, primer autor del estudio y profesor de ingeniería mecánica de la UC Santa Bárbara.

Incitado por el vertido de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon, el equipo liderado por Mezic, en colaboración con el Centro Espacial Stennis de la NASA en Mississippi, ha encontrado una nueva forma de predecir el modo en que se difundirán los contaminantes como el petróleo. El grupo ha sido capaz de predecir con varios días de antelación los puntos concretos que alcanzó el vertido en las costas del Golfo de México.

“Hemos predicho dónde iba a llegar el petróleo, y hemos logrado hacer predicciones a tres días con bastante precisión”, explica el experto en dinámica de fluidos, que aclara: “Nuestro modelo es útil para una previsión con varios días de antelación (y por tanto para labores de limpieza inmediatas), pero no para la evaluación a largo plazo que se requiere para predecir cuándo desaparecerán por completo los efectos del vertido”.

En el estudio, que hoy publica online la revista Science, los científicos describen cómo predijeron el movimiento del petróleo derramado en el Golfo de México después de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon el pasado 20 de abril. Los datos de entrada que requiere el modelo son “la posición de la mancha y los pronósticos de velocidades para los días posteriores al suceso”.

Durante las semanas siguientes, el equipo generó predicciones frecuentes del desplazamiento del vertido y las hicieron llegar a las instituciones y personas implicadas en el proceso de limpieza. “Estábamos hablando por teléfono, diciendo a nuestros interlocutores dónde iba a ir el petróleo con varios días de adelanto”, explica Mezic, que comenzó el trabajo después de ver las noticias sobre el vertido de petróleo.

“Tenía la sensación de que podía haber un conjunto mejor de teorías que predijeran el desplazamiento del petróleo”, confiesa Mezic. Su grupo pronosticó con éxito dónde y cuándo el petróleo alcanzó el litoral en el delta del Mississipi y después en las playas de arena blanca de Pensacola (Florida). Como adelantaron los científicos, el vertido se desplazaría a continuación al Este, hacia la playa de Panama City.

Las predicciones tuvieron una precisión de unas dos millas (3,2 km) con respecto a la extensión real del vertido, que fue comprobada después por los vuelos de reconocimiento de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

Según Mezic, “no es sencillo predecir cómo se difunde por el océano una mancha de petróleo, dada su gran escala y la constante variación del movimiento del agua en la superficie del mar, debido sobre todo al viento”.

Predicciones con ayuda militar

La nueva aproximación al problema que aporta el grupo californiano se basa en cálculos que describen cómo las manchas de petróleo tienden a convertirse en filamentos por los movimientos en la superficie del mar. Para generar predicciones del desplazamiento del petróleo después del accidente de la Deepwater Horizon, los investigadores incorporaron las predicciones del estado de la superficie del mar a partir de un modelo de la Armada de EE UU.

Mezic cree que esta nueva metodología se puede mejorar aún más para predecir la difusión de otros contaminantes, como las cenizas emitidas por un volcán en erupción o el aire caliente que se va filtrando en un edificio climatizado.
“Es bastante universal”, afirma el experto, que considera que “se podría aplicar a muchas situaciones diferentes en las que un contaminante o el calor se difunde a través de un líquido o un gas”.

Responsabilidad empresarial de BP

Deepwater Horizon era una plataforma petrolífera semisumergible de posicionamiento dinámico de aguas ultra-profundas construida en 2001. El propósito de la torre era perforar pozos petrolíferos en el subsuelo marino, trasladándose de un lugar a otro conforme se requiriera. Una vez que se terminaba de perforar, la extracción era realizada por otro equipo.

La plataforma era propiedad de Transocean y había sido arrendado a la multinacional BP hasta septiembre de 2013. En septiembre de 2009 perforó el pozo petrolero más profundo de la historia. Deepwater Horizon se hundió el 22 de abril de 2010 como resultado de una explosión que había tenido lugar dos días antes provocando uno de los más derrames de petróleo más grandes de la historia, y una de las agresiones medioambientales con hidrocarburos más graves.

Referencia bibliográfica:

Igor Mezić, S. Loire; Vladimir A. Fonoberov; y P. Hogan, “A New Mixing Diagnostic and Gulf Oil Spill Movement”, Science, 2 de septiembre de 2010; doi10.1126/science.1194607.

Fuente: SINC

Fotografía: Ideum en Flickr

Comentarios