El proyecto WATER CoRe elabora un Manual de Buenas Prácticas en gestión hídrica

616
0
616

50 técnicos de los cuatro Grupos de Trabajo que forman parte del proyecto WATER CoRe "Escasez de agua y sequías: acciones coordinadas en las regiones europeas", entre los que se encuentran técnicos del Instituto Aragonés del Agua y de la empresa pública Sodemasa, se reunieron a principios de noviembre en la sede del Centro Regional Medioambiental para el Centro y el Este de Europa (REC) en Szentendre, Hungría, en la segunda reunión técnica del grupo.

El WATER CoRe es un INTERREG IVC centrado en el intercambio de experiencias destinadas a la identificación de problemas y el desarrollo de buenas prácticas en torno a la gestión de la sequía.

Entre otras cuestiones, en la reunión se ha aprobado la elaboración de un Manual de Buenas Prácticas que recoge más de 80 experiencias en materia medioambiental diferenciadas en cuatro bloques de trabajo: gestión de la demanda hídrica, gestión hídrica en periodos de sequía, efectos del cambio climático y concienciación y participación pública, 17 de ellas aragonesas.

Exposición de experiencias

Los 14 socios de las 7 regiones que participan en este INTERREG IVC contribuyeron con sus experiencias específicas de buenas prácticas en el proyecto en la creación de un “escaparate” de experiencias para las regiones participantes, donde los ejemplos de buenas prácticas en la gestión de la escasez de agua y la sequía se expusieron para ser seleccionados por una región con el fin de adaptarlas a la situación local y regional en otra región.

Durante dicha exposición, expertos en el área de la gestión del agua de Hesse (Alemania), Emilia-Romagna (Italia), Tisza Baja (Hungría), Ministerio de Medio Ambiente y Agua (Hungría) Administración Nacional Meteorológica de Rumanía, Covasna (Rumanía), Brabante Septentrional (Países Bajos) y Consejo General de Hérault (Francia), mostraron  un destacado interés por las experiencias de Aragón.

Entre estas experiencias se encuentran: el Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales de Aragón (PED), la Comisión del Agua de Aragón, el Programa ADOR en Riegos del Alto Aragón, la aplicación informática EMR (Evaluador Medioambiental de Regadíos), el Observatorio Nacional de la Sequía (ONS), los Planes de Emergencia para los Abastecimientos a Núcleos Urbanos con poblaciones mayores de 20.000 habitantes, el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y eventual sequía en la Cuenca Hidrográfica del Ebro, la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático y Energías Limpias (EACCEL),  el proyecto LIFE POWER, el proyecto para la gestión de purines LIFE ES-WAMAR,  y las campañas de comunicación y sensibilización pública en torno a la gestión del agua como el Libro del Agua, el espectáculo infantil “La chiflada historia del Agua” y la campaña de distribución gratuita en las calles de paquetes de ahorro de agua.

Todas estas experiencias aragonesas son las que han sido incluidas en el Manual de Buenas Prácticas aprobado durante la reunión de los líderes de los Grupos de Trabajo y que tiene como objetivo ayudar a las regiones y entidades locales de toda Europa a mejorar sus estrategias para la prevención de estos problemas medioambientales.

Gracias a este Manual, el proyecto creará una plataforma de intercambio digital, una encuesta especificando las oportunidades para el intercambio de buenas prácticas dentro de cada organización, planes de acción regional para la transferencia de experiencias entre regiones, un programa de e-learning con módulos temáticos, así como recomendaciones políticas para mejorar las estrategias políticas regionales y los instrumentos de anticipación y prevención de sequías y escasez de agua.

Arranque en el CIAMA

El Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente CIAMA-La Alfranca, acogió en abril la puesta en marcha oficial del INTERREG IVC WATER CoRe, en dos sesiones que congregaron a más de 50 técnicos y representantes políticos de las regiones socias, que firmaron el documento de constitución y puesta en marcha del proyecto.

El proyecto fue presentado por el Departamento de Medio Ambiente y elegido en enero de 2009 entre 481 propuestas. Tiene una duración de tres años, cuenta con una financiación de 2’5 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y está centrado en el intercambio de experiencias destinadas a la identificación de problemas y el desarrollo de buenas prácticas en torno a la gestión de la sequía.

Comentarios