Finalizadas las obras con las que la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil pretende evitar la erosión de la margen derecha del río Cabrera, en Benuza (León)

4
0
4

La Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS) da por terminadas las obras de acondicionamiento de la margen derecha del río Cabrera, afluente del Sil, a su paso por el lugar de Pombriego, en el municipio de Benuza (León).

La actuación ha supuesto una inversión de 75.000 euros y ha permitido recuperar la morfología del cauce considerada natural o establecida como referencia, alterada tras las avenidas del pasado mes de febrero que causaron una importante erosión en la margen derecha del Cabrera.

Para evitar futuros daños y proteger el talud de la fuerza erosiva del agua, se ha colocado una escollera que impide la incisión del cauce sobre la margen derecha. La escollera se ha construido en un tramo de 150 metros, provista de una zapata que entra bajo el lecho del río 1,5 metros, evitando que se produzcan posibles socavamientos al pie de la misma.

Con el fin de mejorar la integración de la escollera en el medio fluvial, después de su construcción se ha llevado a cabo la revegetación de la misma con salicáceas, especie típica de los hábitats de ribera. A largo plazo esta vegetación tendrá un papel estabilizador y protector de la margen y de la escollera mediante la fuerte cohesión que forman las raíces con el suelo.

Fuente.- CHMS

Comentarios