La Generalitat Valenciana libera 32.000 ejemplares de peces amenazados en humedales de la Comunitat

78
0
78

Un total de 32.000 ejemplares de peces autóctonos, criados en cautividad en las piscifactorías de la Conselleria de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, han sido liberados en el medio natural a lo largo del mes de noviembre, dentro de la campaña de reintroducciones de fauna ictícola amenazada de la Comunitat Valenciana, que cada año permite ampliar y reforzar las poblaciones de estas especies.

Los ejemplares liberados pertenecen a especies autóctonas o endémicas que se encuentran catalogadas en peligro de extinción: Samaruc, Punxoset, Petxinots, Colmilleja y Madrilla valenciana.

Según ha explicado la directora general de Gestión del Medio Natural, Mª Ángeles Centeno, "estas campañas, que se desarrollan desde hace años, han sido esenciales para salvar a estas especies de la extinción, ya que con ellas se ha logrado crear poblaciones estables en muchas de sus áreas de distribución original".

Concretamente, durante este mes de noviembre de han liberado se han reintroducido 25.000 ejemplares de Samaruc en el Parque Natural de L'Albufera (5.000 ejemplares); en la Reserva de Fauna de la Marjal dels Moros (8.000 ejemplares); en la Marjal de Rafalell i Vistabella (2.500 ejemplares), en la Marjal de Almenara y en el Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva (7.000 ejemplares).

El Samaruc es un pez endémico de la Comunitat Valenciana que sufrió una caída en sus poblaciones que lo colocó al borde de la extinción debido, sobre todo, a la competencia con especies exóticas como la Gambusia o la Perca-sol.

Por ese motivo, la Conselleria de Medio Ambiente inició hace años un programa para recuperar la especie, con cría en cautividad y sueltas en las áreas de distribución original. Además, aprobó un decreto para la Recuperación de este pez exclusivo.

De Punxoset han sido liberados 4.000 ejemplares en la Reserva de Fauna de Algemesí. Se trata de un pez de pequeño tamaño, de unos 4-5 centímetros de longitud que tiene un curioso comportamiento reproductor, ya que el macho construye un nido para atraer a la hembra y lo defiende.

Este pez autóctono de Europa, catalogado en peligro de extinción, se extinguió en la Comunitat Valenciana debido a la introducción de especies exóticas y la pérdida de calidad de sus hábitats.

La primera experiencia con esta especie se desarrolló en el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva. En este espacio, las reintroducciones han sido un éxito y, desde hace cuatro años consecutivos, se han encontrado poblaciones estables.

También se ha liberado durante la campaña de 2010, 2.300 ejemplares de Colmilleja en la marjal del Moros y 1.000 ejemplares de Madrilla en el río Turia, que presenta, en el ámbito de la Comunitat Valenciana, una subespecie que ha sido considerada como especie diferenciada, por lo que su presencia y conservación reviste un especial interés.

La Conselleria de Medio Ambiente desarrolla programas de reintroducción de varias especies de fauna en las zonas húmedas de todo el territorio de la Comunitat, además de fauna ictícola, como los programas de reintroducción de galápagos, aves o anfibios.

Fuente.- Generalitat Valenciana

Comentarios