Reunión de la Comisión de seguimiento de los trabajos de implantación de la DMA en Cantabria

93
0
93

La directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, mostró el pasado martes "los notables avances" de Cantabria en la aplicación de la Directiva Marco del Agua (DMA), que ha supuesto un punto de inflexión en la política de aguas, ya que pretende alcanzar el "buen estado ecológico" de las aguas continentales y costeras para 2015. Ramos explicó los logros alcanzados durante la reunión de la Comisión de seguimiento de los trabajos de implantación de la DMA, órgano de participación que reúne a todos aquellos organismos públicos con implicación en la gestión del ciclo del agua y que está compuesto por 18 miembros (13 departamentos de la Administración Regional, 4 del Estado y una representación de expertos e investigadores del Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria.

Ramos resaltó la apuesta del Gobierno de Cantabria por llevar a cabo una gestión integral y sostenible del ciclo del agua "que ponen de manifiesto que Cantabria se ha situado a la cabeza de las regiones que actualmente se enfrentan al reto de la implantación de DMA", ha señalado la directora general. La directora general repasó el proceso de planificación hidrológica en Cantabria, destacando varias acciones fundamentales que desde su Dirección General se vienen desarrollando en el contexto del nuevo Plan Hidrológico, como el seguimiento de la Red de Control de Calidad del Litoral, la evaluación del estado y la continuidad de la participación pública.

En cuanto a las medidas en materia de recuperación de costes de los servicios del agua, destaca la tasa de abastecimiento de agua en alta. Asimismo, se continúa con la labor de seguimiento y control de la Red Vigía, y con la aplicación de los reglamentos de vertidos a colectores y al litoral.

También se ha avanzado en la gestión de los caudales ecológicos de los ríos cántabros con la puesta en marcha del Bitrasvase Ebro-Besaya-Pas y con el convenio para la cuenca del Nansa, así como en la gestión de fenómenos como las inundaciones. En cuanto a los trabajos futuros, además de dar continuidad a las labores de seguimiento, intercalibración, informes, etc., destaca la elaboración de los perfiles de agua de baño, dando así cumplimiento a la directiva relativa a la gestión de la calidad de las aguas de baño.

Participación ciudadana

Otra de las intervenciones de la Comisión corrió a cargo de la directora del CIMA (Centro de Investigación del Medio Ambiente), Luisa Pérez, que presentó los resultados de la participación ciudadana y del Proyecto Ríos, centrándolo en la fase de adopciones. En la primera parte de su ponencia expuso las nuevas reuniones abiertas al público que se vienen desarrollando en las cuencas de Cantabria por parte de la Oficina de Participación Hidrológica de Cantabria (OPHIC). Además presentó los nuevos documentos elaborados por la OPHIC, que entre otros apartados, recogen las propuestas consensuadas a lo largo de cada proceso y que han sido incluidas en la documentación aportada por Cantabria a los nuevos Planes Hidrológicos de las Demarcaciones Hidrográficas del Cantábrico, Duero, y Ebro.

La segunda parte de la exposición de la directora del CIMA se centró en la presentación del Proyecto Ríos, proyecto de voluntariado ambiental basado en la educación ambiental y la participación ciudadana que busca el diagnóstico y la mejora del estado de conservación de los ríos. Este proyecto, que agrupa en Cantabria a 1.200 voluntarios, cuenta con tres fases de trabajo bien diferenciadas: el compromiso, la inspección y la adopción de ríos. Las dos primeras han venido desarrollándose en nuestra región desde 2007. En la tercera fase de adopción, los voluntarios desarrollarán propuestas que impliquen la mejora o el conocimiento de los ambientes fluviales.

Otra de las intervenciones en la Comisión fue la del subdirector general de Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, y Biodiversidad, Antonio Lucio, que explicó la propuesta de reservas fluviales que el Gobierno de Cantabria ha realizado a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en el contexto de la elaboración del nuevo Plan Hidrológico. Las Reservas Naturales Fluviales (RNF) es una de las tipologías de zonas protegidas que deben ser identificas por las Demarcaciones Hidrográficas. La finalidad de las RNF es preservar aquellos tramos de los ecosistemas acuáticos fluviales que presentan un alto grado de naturalidad, de cara a conservar los tramos de río que mejor reflejan las condiciones de referencia del tipo ecológico al que pertenecen.

También intervino la investigadora del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IH Cantabria), Araceli Puente, que explicó cómo durante 2010 han continuado con los trabajos para la implementación de la DMA en la región. Durante este período, los esfuerzos se han centrado en el mantenimiento de la red de calidad del litoral, principal herramienta para el seguimiento de la calidad fisicoquímica y biológica en los estuarios y las costas de Cantabria, así como en el desarrollo y aplicación de sistemas de evaluación del estado ecológico, mediante la participación activa de los investigadores del IH en los ejercicios de intercalibración nacionales y europeos. Asimismo, se ha contribuido a la elaboración del Plan Hidrológico de la Demarcación, haciendo un especial esfuerzo en el planteamiento de las medidas de planificación hidrológica necesarias para cumplir con los objetivos de la DMA. Complementariamente, se han efectuado otros proyectos específicos relacionados con la gestión del agua y los sistemas acuáticos de la región, como son el 'Análisis de las propuestas de regímenes de caudales ecológicos en los ríos de la Comunidad Autónoma de Cantabria', la 'Campaña de aforos en diversos ríos de la vertiente cantábrica' o la 'Propuesta de Tramos Fluviales candidatos a formar parte del Registro de Zonas Protegidas como Reservas Naturales Fluviales en la Comunidad Autónoma de Cantabria' (este último trabajo realizado en coordinación con la Consejería de Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad).

En la Comisión también se informó que en el próximo año se elaborarán los perfiles de agua de baño en las principales playas de Cantabria, análisis que exige la nueva Directiva de Aguas de Baño para establecer los riesgos sanitarios de dichas zonas.

Fuente.- Gobierno de Cantabria

Comentarios