Más de 31 especies de agua dulce se han ‘mudado’ a Galicia en el último siglo

148
0
148

Investigadores gallegos han analizado la evolución de la introducción de especies foráneas de agua dulce en Galicia en el último siglo y la han comparado con la de la Península Ibérica. Los resultados demuestran que, en un siglo, 31 especies acuáticas exóticas se han naturalizado en la zona, de las 88 registradas en la toda la Península Ibérica.

El análisis de la introducción de especies foráneas en Galicia y en la Península Ibérica realizado por investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y la Universidad de Coruña (UDC) ha identificado, además del número de especies introducidas en los últimos 100 años, los periodos con mayor número de entradas y la tendencia actual.

A diferencia de lo que ocurre en general en la Península Ibérica, la introducción de especies exóticas en Galicia ha sido más tardía. “Mientras las especies introducidas en la Península Ibérica a principios del siglo XX tardaban entre 80 y 90 años en ser registradas en Galicia, a partir de los años ‘90 ese retraso es casi nulo”, advierte a SINC María J. Servia, coordinadora del estudio e investigadora en la UDC.

Según Servia, las especies introducidas ahora en la Península Ibérica son detectadas en Galicia “prácticamente” al mismo tiempo. Según los datos analizados, el año 1995 fue el punto de inflexión, coincidiendo con la aprobación del Tratado de Schengen, que permitió la apertura de las fronteras de los países europeos para la libre circulación de personas y mercancías. A partir de ese momento, el ritmo de introducción de especies en Galicia fue igual al de España.

El estudio, que se ha publicado en Biodiversity and Conservation, ha constatado además la naturalización de 31 especies acuáticas foráneas en Galicia entre peces, anfibios, insectos, plantas, moluscos, invertebrados, reptiles, mamíferos y crustáceos, de las 88 registradas en total en la Península Ibérica.

Entre las especies exóticas introducidas en Galicia destacan, entre otras, la almeja asiática (Corbicula fluminea), el cangrejo rojo o americano (Procambarus clarkii), el pez mosquito (Gambusia holbrooki), o plantas acuáticas como Elodea canadensis, o el jacinto de agua (Echhornia crassipes).

Crece la introducción de invertebrados y plantas

“Aunque la introducción de nuevas especies de vertebrados se ha ralentizado, en los últimos años la entrada de nuevos invertebrados y plantas continúa en ascenso, en muchos casos procedentes del comercio de los acuarios”, manifiesta Fernando Cobo, autor principal del estudio y director de la Estación de Hidrobiología de la USC.

Los investigadores abogan por la necesidad “urgente” de regulación de este tipo de comercio, ya que “en general las plantas e invertebrados exóticos, salvo casos excepcionales, son todavía percibidos como inofensivos”.

Para los biólogos, las especies invasoras constituyen una “grave” amenaza para la conservación de la biodiversidad donde se establecen, porque compiten con las especies autóctonas por el hábitat y el alimento. “Los medios de agua dulce no han sido ajenos a este problema”, aseguran los autores del estudio, quienes afirman que la construcción de grandes infraestructuras hidráulicas ha contribuido en “gran parte” al fenómeno.

Por sus características climáticas y geográficas, Galicia presenta una gran diversidad de especies de agua dulce, muchas de ellas endemismos. Hasta ahora, la introducción de especies foráneas en la región ha sido “relativamente” lenta, por su aislamiento geográfico y el pequeño tamaño de sus cuencas que impiden la navegación comercial. Pero en las últimas décadas han aparecido cada vez más especies exóticas en aguas gallegas.

Referencia bibliográfica:

Cobo, Fernando; Vieira-Lanero, Rufino; Rego, Enrique; Servia, Maria J. “Temporal trends in non-indigenous freshwater species records during the 20th century: a case study in the Iberian Peninsula” Biodiversity and Conservation 19(12): 3471-3487, noviembre de 2010.

Fuente: SINC

Comentarios