Una tercera parte de los anfibios y reptiles de España podría desaparecer este siglo

45
0
45

Según el proyecto Cambiaré? que lidera el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña (CTFC), si no se corrige la tendencia actual, debido al cambio global, el 55% de los anfibios y reptiles de la Península Ibérica pueden ver reducida a menos de la mitad su área de distribución, hecho que supondrá un deterioro muy importante del estado de conservación de muchas especies y que puede conducir a la extinción de hasta una tercera parte de la comunidad de anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

El proyecto tiene como principal objetivo identificar los impactos del cambio global sobre 70 especies de anfibios y reptiles, y según las predicciones obtenidas con técnicas de modelización de la biodiversidad, en 2020 se producirá una pérdida del 6% de áreas climáticamente adecuadas para anfibios y reptiles, del 20% para el año 2050 y del 55% para el año 2080.

Según este estudio, entre los anfibios más amenazados, destacan la rana pirenaica (Rana pyrenaica) y el tritón del Montseny (Calotriton arnoldi), ambas actualmente en peligro de extinción, mientras que otras especies, como el tritón palmeado (Triturus helveticus) o la rana pasilarga o ibérica (Rana iberica), no se verán prácticamente afectadas.

Entre los reptiles, la tortuga mediterránea (Testudo hermanni) y la lagartija batueca (Iberolacerta martinezricai) son especies actualmente muy amenazadas que sufrirán los impactos negativos del cambio global.

En la página web de Cambiaré?se presentan los resultados del análisis con fichas descriptivas de las especies y mapas interactivos de idoneidad climática actual, así como del índice de idoneidad climática futura de las especies, y se proponen una serie de actividades para participar activamente en la conservación de los anfibios y reptiles y en la reducción de los efectos del cambio global.

Estudios internacionales confirman que estos animales se encuentran en la actualidad en un proceso global de pérdida de diversidad provocada por la degradación de los hábitats, las enfermedades emergentes, las especies invasoras y el calentamiento global.

Más información: http://cambiare.ctfc.es/index.php

Fuente: SINC

Comentarios