El Informe Anual 2010 del Proyecto Ríos de Cantabria constata la implicación de la ciudadanía y el creciente número de tramos inspeccionados

5
0
5

El Informe Anual 2010 del Proyecto Ríos de Cantabria constata la implicación de la ciudadanía en esta iniciativa de voluntariado ambiental, al señalar que en torno a 2.000 personas participaron en alguna de las propuestas formativas, informativas o lúdicas del Proyecto Ríos durante el pasado año.

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, ha presentado en rueda de prensa el informe acompañado por la directora del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Luisa Pérez, organismo que gestiona, desde su implantación en 2007, el citado proyecto.

Martín ha señalado que el informe pone de relieve el aumento en 30 puntos del número de tramos de río inspeccionados con respecto a 2009 que, sumados a los que había, alcanza los 250. De esta forma, se obtiene información en nuevos cauces fluviales y ampliar los datos de ríos ya analizados en anteriores campañas.

Indicadores fundamentales

El consejero ha subrayado que el análisis de la información, suministrada por los voluntarios durante las campañas de primavera y otoño, permite "describir la realidad de los tramos inspeccionados en los ríos de Cantabria".

En esta línea, los indicadores fundamentales son la calidad del agua, el estado del bosque de ribera y el estado ecológico del medio fluvial. El informe se atiene, en sus indicadores, a las categorías de calidad que establece la Directiva Marco del Agua (DMA).

Martín ha apuntado que el análisis concluye que los datos recibidos y los resultados obtenidos reflejan una situación "bastante semejante" a la detectada en años anteriores.

Así, según las categorías que establece la Directiva Marco del Agua, en torno al 50 por ciento de los tramos inspeccionados tienen buena calidad del agua, el bosque de ribera está bien conservado y estado ecológico del medio fluvial es bueno o muy bueno. El 40 por ciento tiene una situación moderada. Sólo un 10 por ciento de los tramos tiene un estado deficiente.

Datos del informa anual

Estado del agua y del bosque de ribera

La evaluación del estado del agua y del bosque de ribera muestra valores semejantes a las inspecciones de 2008 y 2009. El porcentaje de los tramos de río con una buena calidad del agua está en torno al 60 por ciento y el porcentaje de bosque de ribera bien conservado se aproxima al 50 por ciento.

El estado ecológico del medio fluvial

Se obtiene de la combinación del estado del agua y del bosque de ribera, y arroja porcentajes próximos al 50 por ciento de cauces inspeccionados con un estado bueno o muy bueno. Asimismo, el informe también ofrece información sobre la biodiversidad (fauna y flora) de los tramos estudiados y el patrimonio humano asociado a los usos del agua.

Fauna

El global de ambas campañas de inspección se salda con 1.337 citas. En cuanto al porcentaje de citas, un 40 por ciento corresponde a las aves, 20 por ciento a anfibios y peces, algo más del 10 por ciento a mamíferos, y por último reptiles y cangrejos se reparten el 10 por ciento restante.

Flora

El análisis de los datos refleja una presencia mayoritaria de arbustos en las riberas, siempre acompañados de herbáceas. El segundo estrato más habitual es el de los árboles, lo que guarda una relación directa con un buen estado de conservación del bosque de ribera.

Patrimonio

Se han identificado un total de 113 restos patrimoniales en los tramos estudiados. Los puentes son el patrimonio que más veces aparece representado y le siguen los molinos, y sus canales asociados y, en menor medida, ermitas, fuentes y pasaderas.

La participación de los voluntarios

Hay que destacar el aumento de la participación en 2010, con el incremento de los grupos y el número de voluntarios.

Grupos

Durante 2010, el Proyecto Ríos continuó integrando a personas interesadas en el estudio y conservación de los cauces fluviales de Cantabria. Así, el número de grupos de voluntarios inscritos se incrementó con respecto al año anterior y, por consiguiente, la cantidad de cauces fluviales estudiados. A finales de 2010, se alcanzó un total de 225 grupos, con la incorporación de 31 nuevos en primavera y 19 en el muestreo de otoño.

Número de voluntarios

En torno a 1.200 personas participaron en, al menos, una campaña de inspección durante 2010. Esta cantidad supone duplicar el número de inscritos al comienzo del proyecto. Del conjunto de actividades realizadas durante 2010, además de la inspección de ríos, casi 2.000 personas participaron en alguna de las propuestas formativas, informativas o lúdicas.

Tipología de los voluntarios

La mayoría de los voluntarios acuden a los tramos elegidos con sus amigos (52 por ciento) y casi un cuarto de ellos lo hacen con sus familias (24 por ciento). El resto de personas colabora en el proyecto a través de entidades de diferentes perfiles. Entre éstas cabe destacar a los colectivos conservacionistas, deportivos y educativos pues aúnan a un tercio de los voluntarios. La relación se completa con organizaciones culturales, vecinales y de integración social. Muchos de estos colectivos forman parte del proyecto desde su puesta en marcha y siete de ellos se incorporaron durante 2010.

Actividades 2010

El Proyecto Ríos, además de las inspecciones en primavera y otoño, realizó otro tipo de actividades, entre las que destacan las de carácter formativo como las salidas con dicha finalidad, el 'formazoom', las asistencias técnicas de muestreo y 'resclaves'.

Salidas formativas

Son jornadas prácticas diseñadas para aquellos voluntarios que comienzan a participar en el Proyecto Ríos o para aquellos veteranos que quieren refrescar sus conocimientos. Por este motivo, se celebran antes de cada campaña de inspección en diferentes ríos de la región. En 2010, se realizaron 11 salidas formativas y asistieron 92 voluntarios.

'Formazoom'

Mediante esta actividad formativa, los voluntarios aprenden a observar e identificar los macroinvertebrados a través de la observación en el laboratorio, indicadores fundamentales para conocer la calidad del agua de una muestra real. Se desarrolla en colaboración con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED Cantabria), al prestar su laboratorio. La jornada conjuga aspectos teóricos, expuestos por un especialista en ecología fluvial, y prácticos. En 2010, fueron programadas 3 jornadas y asistieron 45 voluntarios.

Asistencias técnicas de muestreo

Técnicos del proyecto Ríos acompañan, cuando lo solicitan, a grupos de voluntarios en su salida al tramo del río porque no pueden acudir solos a realizar la inspección o porque quieren profundizar en algún aspecto determinado.

'Resclaves'

Esta actividad se realiza con el fin de conocer los indicios (huellas y excrementos) y las costumbres de los mamíferos que habitan los entornos fluviales de Cantabria. Para ello, se organizan varias salidas en las que, acompañados por especialistas, los voluntarios reconocen los indicios encontrados y se profundiza en las características de estos animales. En 2010, se realizaron 24 salidas y acudieron 109 voluntarios.

Redes de voluntarios

Son encuentros de voluntarios de una misma cuenca para mostrar los principales resultados obtenidos a través de la inspección de ríos y evaluar el proyecto con el fin de mejorarlo de cara al futuro. Durante el primer semestre de 2010, se desarrollaron cinco encuentros en las cuencas del Camesa, Deva, Miera-Campiazo, Saja- Nansa-Costa Oeste y Pas-Pisueña.

Seminarios, encuentros y congresos

Durante 2010 el Proyecto Ríos en Cantabria estuvo representado en distintos encuentros relacionados con la educación ambiental, el voluntariado o la participación ciudadana, concretamente, en las IV Jornadas Estatales de Custodia del Territorio, celebradas en Benia de Onís (Asturias) y en el IV Seminario de voluntariado en ríos que se organizaron en Valsaín (Segovia). Este encuentro estuvo organizado por el Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM). Asimismo, acudió a los encuentros de voluntarios de otros territorios en que está implantado el Proyecto Ríos, como los celebrados en La Coruña y León.

Romería Fluvial

Es un encuentro festivo, anual, de los voluntarios y amigos del Proyecto Ríos y de cuantas personas interesadas en la conservación y mejora de los ecosistemas fluviales de Cantabria. En un ambiente distendido, pretende estrechar lazos y dar a conocer las experiencias sobre las actividades relacionadas en torno a los ríos de Cantabria. En 2010, tuvo lugar en el Parque de Alceda (Corvera de Toranzo) con la colaboración del citado Ayuntamiento, de la Asociación el Pimiento y de la empresas Brenes XXI y Aves Cantábricas.

Campo de voluntariado 'Río Ebro'

En septiembre de 2010, entre los días 6 y 10, tuvo lugar el primer campo de voluntariado 'Río Ebro' en el que participaron 20 personas, todas ellas voluntarias de los diferentes lugares donde se desarrolla el Proyecto Ríos. Los objetivos planteados inicialmente fueron aumentar el conocimiento del Ebro y mejorar sus condiciones ambientales. Esta actividad tuvo la colaboración de la Obra Social de Caja Cantabria.

El Proyecto Ríos en Cantabria

El Proyecto Ríos, una iniciativa que la Consejería de Medio Ambiente realiza a través del CIMA, pretende fomentar el acercamiento de todas las personas interesadas a los ecosistemas fluviales de Cantabria para que los conozcan, y adopten responsabilidades hacia los mismos. Nace en Cataluña en 1997, de la mano de la Associació Hàbitats, y empieza su andadura en Cantabria en 2007, a partir del convenio de colaboración firmado entre la citada entidad y el CIMA.

Para su actividad, se entrega, a los voluntarios la carpeta de inspección con los materiales y metodologías de muestreo necesarios para obtener información objetiva de la situación de los ríos. La carpeta contiene el manual de inspección, las claves de identificación, la red para la observación de invertebrados, las tiras reactivas, la lupa y el termómetro, entre otros materiales.

El voluntario, también, recibe formación, impartida por expertos, sobre flora, anfibios, peces, invertebrados, aves y actuaciones humanas en los cauces, necesaria para el conocimiento y valoración de la calidad de los ecosistemas fluviales.

La inspección de ríos consiste en la recogida de datos e información por los voluntarios, una vez realizada la formación, con los materiales aportados por el CIMA. De esta manera, se obtienen datos sobre la calidad del agua, del bosque de ribera, físico - química, usos de la ribera, estado de los márgenes o biodiversidad presentes. Esta información contribuye a orientar o complementar otros diagnósticos efectuados por las administraciones competentes. Realizado el muestreo de las campañas de primavera y otoño, los datos son tratados por el CIMA y sintetizados en un documento, el 'Informe anual del Proyecto Ríos', que tiene la finalidad de que la sociedad conozca el estado de los tramos de los ecosistemas fluviales inspeccionados.

El Proyecto Ríos contempla los objetivos de acercar a la población al entorno natural, para que conozca el estado de salud de los ríos cántabros, elaborar un informe sobre los ecosistemas fluviales y darlo a conocer a la sociedad, establecer una red ciudadana interesada en el estudio, protección y conservación de los ríos, trabajar para mejorar la calidad de los mismos, adoptar responsabilidades respecto a los ecosistemas fluviales, en particular, y al medio ambiente, en general, y estimular y potenciar el voluntariado ambiental. Más información en www.proyectorioscantabria.com y en www.medioambientecantabria.es.

Comentarios