El proyecto de la depuradora de Nerja (Málaga) obtiene la declaración de impacto ambiental favorable del MARM

199
0
199

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Rural y Marino ha formulado de forma favorable la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Nerja en Málaga. Dicha declaración fue enviada el pasado 27 de enero al Boletín Oficial del Estado (BOE) para su publicación, como paso previo a la aprobación definitiva del proyecto y su próxima licitación por parte del Estado, al ser esta obra declarada de Interés de la Nación.

Esta actuación, que forma parte del convenio de colaboración entre el Ministerio y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para el desarrollo de actuaciones declaradas de Interés General del Estado en el ámbito de las cuencas hidrográficas, supondrá una inversión de 40,7 millones de euros y conseguirá dotar de un sistema integral de saneamiento al municipio de Nerja, con el fin de evitar el vertido directo al mar. Para ello, el proyecto contempla la construcción de una EDAR en Nerja y una red de estaciones de bombeo, colectores y aliviaderos para recoger las aguas residuales del término municipal y conducirlas a la nueva estación depuradora.

La nueva EDAR está diseñada para una población de 100.000 habitantes en temporada alta, ya que podrá tratar un caudal medio diario de 25.000 metros cúbicos. La nueva infraestructura se ubicará en el arroyo de la Fuente del Badén al norte de la carretera N-340 y ocupará una superficie de 28.999 metros cuadrados. El proyecto también contempla nuevas estaciones de bombeo para poder impulsar el agua residual a la nueva EDAR en la margen izquierda del río Chíllar y en la playa de Burriana, además de toda la red de colectores.

La Declaración de Impacto Ambiental concluye que “queda adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales”, una vez que el proyecto ha cambiado el trazado submarino diseñado en el anteproyecto de parte de la red de colectores (que unirá la estación de bombeo del río Chíllar con la de Burriana) por un trazado terrestre. El proyecto también contempla un cambio de ubicación de la estación de bombeo de aguas residuales de Burriana unos 100 metros al norte del emplazamiento diseñado en el anteproyecto inicial para evitar la ocupación marítima terrestre y un pequeño desplazamiento de la del río Chíllar unos 70 metros aguas arriba.

La construcción de las instalaciones previstas se desarrollarán en un su mayor parte en un entorno urbano, por lo que los impactos sobre el medio hídrico y el paisaje según la Declaración del Ministerio son mínimos. No obstante, en el proyecto se contempla la restauración vegetal de la zona de ubicación de la EDAR con presupuesto propio y taludes generados en el entorno, así como la restauración del barranco del arroyo de la Fuente del Badén y controles de calidad de las aguas superficiales y subterráneas.

Fuente.- Junta de Andalucía

Comentarios