La Agencia Catalana del Agua y el Instituto Catalán de la Salud colaboran en la instalación de ahorradores para reducir el consumo de agua en los centros de salud

30
0
30

La Agencia Catalana del Agua y el Instituto Catalán de la Salud han impulsado la instalación de diversos mecanismos ahorradores de agua en 300 Centros de Atención Primaria (CAP) de Catalunya. En total se han aportado 15.000 aireadores para los grifos, con el propósito de fomentar el ahorro y consolidar unos hábitos sostenibles en el consumo de agua.

Hay que tener en cuenta que entre los instrumentos más útiles para ahorrar agua en el hogar destacan los aireadores o reductores, que permiten disminuir el caudal que sale del grifo. Este utensilio permite ahorrar hasta un 50% de agua y, según una encuesta desarrollada hace dos años por el Idescat, es el dispositivo de ahorro más utilizado en Cataluña.

Además de esta colaboración, la Agencia Catalana del Agua ha repartido en los últimos tres años unos 1,3 millones de reductores para los grifos a la ciudadanía (mediante la prensa diaria), los ayuntamientos, en las escuelas y entidades diversas.

La eficiencia y el ahorro son la base fundamental de una política del agua centrada en la gestión de la demanda. Es necesario mantener la concienciación entre la ciudadanía fuera de situaciones de sequía y consolidar los hábitos sostenibles ya adquiridos entre la población.

Implantación de un sistema de gestión ambiental

Una cincuentena de CAP ya funcionan con el sistema de gestión ambiental desarrollado por el ICS y cuentan con la certificación de calidad ISO y la europea EMAS (Eco-Management and Audit Scheme). Estos equipamientos realizan una gestión cuidadosa de los residuos, controlan el ruido que genera el centro, las emisiones a la atmósfera, el vertido de aguas residuales, trabajan para disminuir el consumo de materias primas y potencian la concienciación de profesionales y usuarios en temas ambientales.

Para impulsar estos compromisos del ICS creó la campaña "Más pulidos, más sanos", que sirve para analizar el impacto ambiental de cada centro sanitario. Partiendo de esta base, los responsables del proyecto definen las pautas a seguir para cumplir con los requisitos de respeto con el medio ambiente.

El diseño del sistema de gestión ambiental está pensado para ser implantado de forma homogénea y progresiva en todos los CAP del ICS.

Fuente.- Agencia Catalana del Agua

Comentarios