La Directiva Marco del Agua y la recuperación de costes, protagonistas en la segunda jornada del VII Congreso Ibérico

788
0
788

Los expertos participantes en el VII Congreso Ibérico de Gestión y Planificación de Agua mostraron hoy su preocupación por el posible retraso que la crisis económica puede acarrear en la aplicación de la Directiva Marco de Agua.

En la tercera sesión plenaria del congreso, que lleva por título “Balance de una década en la gestión del agua: estado de la cuestión y análisis crítico”, los expertos reconocieron que muchos planes previstos para el 2015 en la DMA pueden retrasarse hasta el 2021 si no hay financiación suficiente. Por ello, defendieron la necesidad de incrementar el precio del agua para garantizar la sostenibilidad económica de la administración del agua.

Sergiy Morov (WWF en Bruselas), el profesor Francesc La Roca de la Universidad de Valencia y Lorenzo Galbiati, de la Agencia Catalana de l’Aigua, coincidieron en que ha llegado el momento de pasar “de la planificación a la acción” para lograr los criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental que fija la DMA.

El representante de WWF en Bruselas, Sergiy Morov, explicó que la Comisión Europea está dispuesta a llegar hasta el final y a llevar a los tribunales a los países miembros que, como EspañaPortugal, han incumplido su obligación de tener aprobados los planes de cuenca en diciembre del 2009. “Ayer mismo se impuso una sanción de 4.000 euros diarios a Irlanda por no cumplir la legislación europea”, explicó Morov. “Todos sabemos que hay crisis y, por ello, hay que ser más imaginativos a la hora de aplicar la normativa europea”, destacó.

Por su parte, el representante de la Agencia Catalana de l’Aigua, Lorenzo Galbiati, que explicó el proceso de tramitación del plan de gestión de las cuencas internas de Cataluña, reconoció las dificultades para acompasar la planificación técnica con la planificación política. No en vano, el plan de las cuencas internas catalanas requiere una inversión de 8.700 millones de euros, de los que más de 5.500 corresponden a las administraciones públicas. Y, de ellos, dijo Galbiati, la ACA ha invertido entre el 2006 y el 2010 unos 2.100 millones de euros. “Si el dinero que falta no llega, habrá que retrasar el horizonte del 2015 marcado por la normativa europea hasta el 2021 y los que lo sufrirán serán nuestros ecosistemas acuáticos”, aseveró Galbiati.

El plan de las cuencas internas de Cataluña establece que el 67% de las masas de agua (ríos, acuíferos, lagos…) estará en buen estado ecológico en el 2015, por lo que un retraso en su aplicación supondrá una demora en el buen estado de los ecosistemas acuáticos. Galbiati quiso llamar la atención sobre el hecho de que un ciudadano medio gasta 0,67 euros al día en agua, mientras que este coste se dispara hasta los 1,40 euros dia en teléfono móvil o los 0,81 euros en electricidad. El representante de la Agencia Catalana de l’Aigua puso como ejemplo de modelo participativo la tramitación del plan de las cuencas internas de Cataluña.

Por último, el profesor de la Universidad de Valencia y copresidente del comité científico del VII Congreso Ibérico, Francesc La Roca, habló sobre la política de recuperación de costes en la última década de vigor de la Directiva Marco del Agua. La Roca resaltó que no se cumple el principio de que quien contamina paga y que el principio de recuperación de costes que fija la DMA es “insuficiente”. “Se recompensa a quien más deteriora”, lamentó el profesor La Roca. “Obviar los costes ambientales vacía de contenido la política de aguas propugnada por la UE.

Presentaciones realizadas

Comentarios