El Consorcio Aquaelectra investiga el tratamiento de aguas residuales con nuevas técnicas electrogénicas

241
0
241

Un consorcio integrado por centros de investigación públicos y empresas del sector del agua desarrollará un nuevo proyecto para avanzar en la investigación sobre depuración de aguas residuales.

Bajo el nombre de Aquaelectra, esta iniciativa prevé la aplicación de nuevas técnicas que también permitirán obtener y almacenar energía limpia.

El consorcio Aquaelectra está integrado por el Instituto IMDEA-Agua (grupo Bioelectrogénesis), la Fundación Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA), las empresas JOCA, Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM) y Euroestudios, encargada de la coordinación del proyecto. La iniciativa, financiada a través del programa INNPACTO del Ministerio de Ciencia e Innovación, prevé la aplicación de nuevas técnicas que permitirán depurar las aguas residuales, así como obtener y almacenar energíalimpia.

Este proyecto de colaboración persigue tres objetivos: desarrollar un sistema natural de depuración de aguas residuales mediante humedales bioelectrogénicos, establecer un sistema de tratamiento bioelectrogénico anaerobio para aguas residuales y construir un sistema de eliminación bioelectrogénica de nutrientes (nitrógeno).

La bioelectrogénesis es un novedoso proceso por el cual determinadas bacterias pueden oxidar materia orgánica y transferir directamente los electrones generados a una superficie sólida conductora como, por ejemplo, el grafito. De esta forma se puede obtener y almacenar energía limpia.

Cada uno de los socios del consorcio aporta, además de su trayectoria investigadora, una serie de elementos para el desarrollo de esta iniciativa. IMDEA-Agua cuenta con un laboratorio adecuado al proceso de investigación de esta nueva tecnología, mientras que la
Fundación CENTA pone a disposición las instalaciones de su centro experimental ubicado en la localidad sevillana de Carrión de los Céspedes, donde se llevarán a cabo los ensayos en campo con aguas residuales urbanas.

Por su parte, las empresas Euroestudios, DAM y JOCA aportan su experiencia en el sector de las infraestructuras para la explotación y el saneamiento de las aguas residuales. El uso de microorganismos aerobios para la eliminación de la materia orgánica de las aguas residuales está muy extendido, pero conlleva dos de los principales problemas asociados a los tratamientos de agua en la actualidad: la generación de biomasa en forma de fangos activos y el elevado coste energético de suministrar oxígeno al sistema biológico.

La ayuda de los microbios

El uso del metabolismo anaerobio microbiano en tratamientos de aguas se plantea como una alternativa viable debido al menor rendimiento en biomasa de estos procesos biológicos (menor producción de fangos) y la posibilidad de generar biogas (metano) susceptible de ser utilizado como combustible para la generación de energía térmica y eléctrica. Sin embargo, el metano presenta el inconveniente de ser un gas de efecto invernadero, más nocivo incluso que el CO2.

En este sentido la bioelectrogénesis ofrece la alternativa sustituir la generación de metano por la producción de energía eléctrica limpia en la propia planta de tratamiento. El consorcio Aquaelectra se ha constituido con el firme propósito de acelerar el desarrollo de esta nueva tecnología, utilizando como estrategia la adaptación de estos dispositivos bioelectroquímicos a los diseños ya existentes en las plantas de tratamiento de aguas.

La convocatoria INNPACTO financia proyectos en cooperación público-privada entre organismos de investigación y empresas, para la realización de proyectos de I+D+i orientados hacia productos explotables basados en la demanda. Con estos proyectos se pretende crear empresas innovadoras, orientar la actividad de empresas ya existentes hacia la actividad innovadora, movilizar la inversión privada, generar empleo y mejorar la balanza tecnológica del país.

Más información: comunicación@aquaelectra.es

Fuente: Univerisidad de Alcalá

Comentarios