En el Día Mundial del Agua, WWF recuerda la importancia de mantener las cuencas hidrográficas de los ríos como unidad de gestión

40
0

En el Día Mundial del Agua, WWF recuerda la importancia de mantener las cuencas hidrográficas de los ríos como unidad de gestión. Por ello, la organización aplaude que el Tribunal Constitucional se haya pronunciado contra Andalucía y Castilla y León por intentar fragmentar el territorio con fines políticos.

Con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo, WWF recuerda que España es pionera en la gestión del agua por cuencas hidrográfica y no territoriales. Por ello, es fundamental continuar con este modelo de gestión para preservar este recurso limitado y mantener la biodiversidad del entorno.

Las recientes sentencias del Tribunal Supremo ratifican la gestión por cuencas hidrográficas de los ríos Guadalquivir y Duero, ya que sus aguas circulan por diferentes comunidades autónomas. En este sentido, WWF recuerda que la Constitución Española asigna al Estado Central esta competencia. Además, la cuenca del Duero es internacional, por lo que es esta misma institución la que debe asumir las competencias de coordinación con Portugal.

Además, a nivel mundial existe un gran clamor social, técnico y científico a favor del mantenimiento de la cuenca hidrográfica como unidad de gestión. Grandes conflictos internacionales por el agua se deben a que las cuencas hidrográficas se fragmentan por los límites políticos, creando problemas de insostenibilidad, insolidaridad entre territorios, exportación de problemas de contaminación y escasez en los territorios de aguas abajo. Decisiones históricas como el desigual “reparto” del Nilo entre Egipto y Camerún son un claro ejemplo de ello. Ante esta alarmante situación, los expertos de los organismos internacionales relacionados con el agua y la alimentación, como la ONU, UNESCO, FAO y el Convenio de Ramsar, exigen reiteradamente en los foros nacionales e internacionales del agua que se respete la unidad de gestión del agua mediante coordinación dentro de límites de las cuencas hidrográficas.

WWF recuerda que esta gestión por unidad de cuenca y no por territorio es la mejor manera de integrar globalmente los diferentes intereses particulares de cada comunidad, región, provincia o municipio, y de imponer dentro de un marco lógico la necesaria solidaridad entre los diferentes usuarios del agua.

Asimismo, la Directiva Europea Marco del Agua (DMA) exige la estrecha coordinación entre países que comparten cuencas hidrográficas en la realización de sus Planes hidrológicos, que deben tener una coherencia unitaria de criterios ambientales en toda la cuenca. Este es el caso del Danubio ya hay un Plan coordinado entre 14 países, mientras España ha recibido un apercibimiento de la CE por su retraso en los Planes.

Según Alberto Fernández-Lop, programa de aguas de WWF: “Rechazamos que se modifiquen los límites naturales de las cuencas y que se manipule políticamente la administración y gestión del agua dentro o fuera de los organismos de cuenca”. Y concluye: “Además, pedimos que se refuercen los Organismos de Cuenca dotándolos de suficientes medios, modernizándolos para adecuarlos a las necesidades de una sociedad moderna como la nuestra, enmarcada en la Unión Europea”.

Fuente.- WWF

Comentarios