La Confederación Hidrográfica del Ebro construirá un cauce de alivio en el cruce del río Arba y el Canal de Tauste para minimizar los efectos de las crecidas

26
0
26

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha licitado, como anuncia hoy el Boletín Oficial del Estado, la obra de creación de un cauce de alivio para el aumento de la sección de desagüe del río Arba en su cruce con el Canal de Tauste, en el término municipal de Tauste (Zaragoza). Este proyecto supondrá una inversión por parte del Organismo de 492.138 euros.

El objetivo de la actuación es minimizar los efectos en el punto donde el acueducto del Canal de Tauste cruza el río Arba con un solo arco y con escasa capacidad de desagüe de caudales. El proyecto recoge la construcción de un cauce de alivio de 213 metros de longitud y 6 metros de ancho en el fondo, recortando el meandro en el que se ubica el puente. Con esta obra se mejora la capacidad de evacuación y los caudales de avenida encontrarán dos vías de desagüe (el cauce natural del río y el nuevo creado).

Los cauces de alivio, de forma general se excavan en tierra con vegetación herbácea a una cota superior a la del río, así, cuando crece el nivel del agua permiten el paso de la avenida por las dos rutas abiertas. Por tanto, al aumentar la anchura total por la que pasa el agua  se rebaja el nivel y reduce los posibles efectos negativos en los núcleos ribereños. Los trabajos que se van a realizar en Tauste no sólo reducirán los efectos de erosión en el cauce del Arba y por tanto las afecciones en los terrenos ribereños, si no que reducirán la presión sobre el propio acueducto donde ya se han detectado problemas estructurales.

El río Arba registra caudales de avenida importantes, con caudales de crecida ordinaria entre los 70 y los 80 m3/s, que se han superado, además, en periodos recientes con caudales de 206 m3/s en 2004 y de hasta 248 en abril de 2007.

Actuaciones contra avenidas

El Organismo de Cuenca ha abierto distintas líneas de acción para reducir los efectos de las avenidas en toda la Demarcación. El trabajo más destacado se ha realizado en el tramo medio del Ebro donde se han presentado a los municipios proyectos para la realización de los principales cauces de alivio, que están exclusivamente diseñados para la protección de los núcleos habitados de Novillas; Pradilla-Boquiñeni; Alcalá de Ebro; Cabañas de Ebro y Pina de Ebro.

Estos se desarrollan en paralelo con los proyectos y estudios de zonas de inundabilidad controlada; estudios de áreas de inundabilidad controlada; actuaciones en cauce y con la tramitación de las limpiezas solicitadas por los municipios ribereños, estas últimas, pendientes de Declaración de Impacto Ambiental por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

El MARM ha invertido en los últimos años en actuaciones contra avenidas en la Cuenca del Ebro cerca de 62.000.000 de euros, en estudios de inundabilidad en el eje del Ebro en su tramo medio; en estabilización de motas; obras de emergencia y en la redacción de proyectos para actuaciones en el Tramo Medio del Ebro.

Además, desde 2005, cuando se creó el Área de Gestión Ambiental, la Confederación Hidrográfica del Ebro destina un presupuesto bianual destinado a responder a peticiones de ayuntamientos que no pueden asumir este tipo de acciones para recuperar la sección de desagüe de los ríos, realizar restituciones de márgenes y riberas y desarrollar limpiezas En 2010 el Organismo ha realizado un esfuerzo inversor destinando a actuaciones relacionadas con cauces en Aragón de cerca de 6.500.000 euros que han permitido la adecuación, restauración y conservación del Dominio Público Hidráulico.

A esto se une el desarrollo tecnológico a través del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) y el Sistema de Ayuda a la Decisión (SAD) o la construcción y mantenimiento de estaciones de aforo en ríos, embalses y canales.

Por último, entre las acciones para la lucha contra los efectos de las avenidas, se incluye el desarrollo del Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables de la Cuenca del Ebro, un proyecto al que el Ministerio ha destinado 4.400.000 euros y que permitirá cumplir con la Directiva Europea relativa a la evaluación y gestión de riesgos de inundación.

Fuente.- CH Ebro

Comentarios