La Junta de Andalucía aprueba el Plan de Ordenación de Recursos Naturales de las Zonas Húmedas del Sur de Córdoba

183
0
183

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de los Humedales del Sur de Córdoba. Este documento establece las normas de gestión y protección de las reservas naturales de las lagunas de Zóñar, Amarga, El Rincón, Tíscar, Los Jarales y El Conde o Salobral, todas ellas en la provincia de Córdoba, así como de los parajes naturales de los embalses de Cordobilla y Malpasillo, situados entre las provincias de Córdoba y Sevilla.

La regulación consolidará y reforzará el control que ya se viene realizando sobre las actividades y usos en estos humedales, dirigido sobre todo a disminuir la mortalidad no natural de las aves acuáticas que los utilizan como lugares de invernada y paso migratorio. En líneas generales, el plan prohíbe cualquier intervención que altere o modifique las características naturales de las lagunas, especialmente en lo referido a la calidad de sus aguas y a su vegetación.

El plan diferencia las normas de protección que se aplican en las zonas de reserva y en las áreas periféricas. En las primeras sólo se permiten actividades científicas y educativas, previa autorización de la Consejería de Medio Ambiente, además de las vinculadas a la preservación de los recursos naturales.

Respecto a las zonas periféricas de protección, integradas en su mayor parte por cotos privados, el plan regula la caza menor y las labores agrícolas y ganaderas. Estas actividades, al igual que el uso privativo de las aguas, los movimientos de tierra y la construcción de infraestructuras como muros, canales o instalaciones de telefonía móvil, también requerirán de autorización administrativa. Por el contrario, se prohíben las extracciones de áridos y el empleo de productos fitosanitarios contaminantes.

Finalmente, el plan de ordenación incluye propuestas para mejorar la calidad y cantidad de las aguas, mantener la vegetación en buen estado de conservación, preservar la biodiversidad a través de la eliminación de especies exóticas invasoras y mejorar la red de equipamientos de uso público, señalización y accesos.

Las zonas húmedas del Sur de Córdoba ofrecen como principales valores ecológicos su ubicación en un paisaje fuertemente transformado durante siglos por la actividad agraria. La singularidad y diversidad de sus hábitats permiten la supervivencia de especies de flora y fauna de gran interés. Más de un centenar de especies de aves utilizan las lagunas como zonas de refugio, alimentación, descanso y reproducción. Entre ellas destacan la malvasía cabeciblanca, la focha moruna, el flamenco rosa, la garza imperial, el calamón o el aguilucho lagunero.

Tres de estos humedales son lagunas de aguas permanentes: Zóñar, con una superficie de reserva de 37 hectáreas; Amarga (2,4 hectáreas), y Rincón (3,20). Otros tres tienen carácter estacional: Tíscar (11 hectáreas); Salobral (46) y Jarales (3). En cuanto a los embalses, el de Cordobilla cuenta con un territorio protegido de 313 hectáreas y el de Malpasillo con 87 hectáreas.

Fuente.- Junta de Andalucía

Comentarios