La Junta de Andalucía desarrolla obras de emergencia para la defensa contra inundaciones en Alcolea del Río, Écija y Lora del Río

23
0
23

El consejero andaluz de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha informado al Consejo de Gobierno de las obras de emergencia que desde principios de este año lleva a cabo su departamento para evitar el riesgo de nuevas inundaciones en los municipios sevillanos de Lora del Río, Alcolea del Río y Écija.

Los trabajos, que suponen una inversión de 11,1 millones de euros y 180 empleos asociados, consisten fundamentalmente en la reconstrucción y mejora de las infraestructuras de defensa que resultaron destruidas el pasado mes de diciembre durante las crecidas del Guadalquivir y de los arroyos Churre, Argamasilla y Físico. La población beneficiada por estos proyectos se eleva a 63.000 habitantes.

Las obras con mayor presupuesto y plazo de ejecución –4,5 millones y un año– se desarrollan desde el mes de febrero en Lora del Río, donde Medio Ambiente construye un nuevo muro de defensa a lo largo de la margen derecha del Guadalquivir y de la izquierda del arroyo Churre, con una cota de 37 metros. El proyecto tiene como objetivo evitar que puedan repetirse las avenidas del pasado invierno, que afectaron especialmente a la parte suroeste del núcleo urbano y provocaron el desalojo de 150 familias en la barriada de La Petra y el aislamiento de un millar de vecinos.

En Alcolea del Río se realizan obras para la reposición y estabilización del muro de sostenimiento de la margen derecha del Guadalquivir, cuyo derrumbamiento en un tramo ocasionó el desalojo de siete viviendas y diversos daños en el vial urbano, sobre todo en la zona de la calle Betis. La intervención tiene un presupuesto de 3,6 millones de euros y estará concluida antes del verano.

Finalmente, en Écija se desarrollan actualmente los últimos trabajos del proyecto iniciado en diciembre para paliar los daños ocasionados por las crecidas de los arroyos Argamasilla y Físico. El desbordamiento de estos cursos fluviales, encauzados bajo las calles, afectó a más del 30% de la superficie del núcleo urbano y perjudicaron directamente a unas 3.000 personas. Las obras, centradas en mejorar y ampliar la capacidad de encauzamiento, incluyen la adecuación de las estaciones de bombeo, la limpieza del colector del Argamasilla y la construcción de diques provisionales de regulación en las cabeceras de los arroyos.

Fuente.- Junta de Andalucía

Comentarios