Se constata la recuperación del salmón en el Urumea

167
0
167

El salmón puede considerarse uno de los principales indicadores de la recuperación de nuestros ríos, no en vano se trata de una especie que para completar su ciclo reproductor, y por tanto para su propia supervivencia, requiere de ríos en buenas condiciones, con aguas limpias y cauces y riberas bien conservados.

Los datos de entrada de salmón atlántico en los ríos de Gipuzkoa muestran una presencia constante de la especie tanto en el río Urumea como en el Oria. Durante el año 2010 se registraron los siguientes datos:

- Urumea: 223 ejemplares (de éstos aproximadamente el 10% procedentes de repoblación).

- Oria: 45 ejemplares (de éstos aprox. 5% procedentes de repoblación)

- Oiartzun: 1 ejemplar

Tanto en el río Urumea como en el Oiartzun se tiene constancia de la existencia de salmones adultos aguas abajo de las estaciones de captura situadas respectivamente en Elorrabi y Fandería.

En el Urumea, y tras cinco años en los que la entrada de salmón adulto no ha sido buena, se ha registrado la mayor entrada desde 1993, año en que se inicio el Plan de reintroducción de salmón en la cuenca del Urumea. También en este río, y pese a los lógicos altibajos, se han registrado entradas de ejemplares durante todos los meses, desde mayo en que se produjo la primera entrada hasta diciembre.

La mayor entrada tuvo lugar en el mes de noviembre (106 ejemplares), habiendo días en que se llegaron a contabilizar más de 20 ejemplares juntos. Los salmones capturados en el Urumea se sueltan en el mismo punto de control para que sigan ascendiendo por el río y completen su ciclo biológico.

En el río Oria, también se ha registrado una buena entrada de salmones, los ejemplares capturados en el Oria han sido trasladados al río Leitzarán para que completen su ciclo reproductivo, ya que hoy en día el Oria no presenta características adecuadas para ello.

Respecto al Río Oiartzun, por segundo año consecutivo han entrado salmones, habiéndose observado este año la existencia de camas de huevas en el río aguas abajo de la estación de captura.

Seguimiento de salmones en el año 2010

En el año 2010, y dentro del proyecto de colaboración transfronteriza BIDUR, se ha llevado a cabo el seguimiento a lo largo del río Urumea de los salmones adultos que entran en el río, trabajos que se repetirán, también, este año 2011.

A tenor de los datos obtenidos se ha podido comprobar que no hay diferencias significativas entre ejemplares machos y hembras respecto de la distancia que remontan a lo largo del río.

Las presas existentes en el Urumea tienen un efecto acumulativo aguas abajo en la población de salmones, debido al impedimento que supone su remonte. De hecho, en una franja de escasamente 5 km. de río, la que va desde Zikuñaga hasta Ereñozu, y en la que existen 3 grandes presas, se ha encontrado casi el 60% de los salmones.

El punto más alto del río Urumea al que han podido llegar los salmones se corresponde con el azud de la central hidroeléctrica de Santiago, situada a 26 km. de la desembocadura del río, en el barrio de Pagoaga de Hernani. Ello supone que más de la mitad del Urumea es aún inaccesible para el salmón.

Las escalas de peces existentes en la presas, permeabilizan en parte el río, pero tan sólo son una solución parcial, ya que se ha podido comprobar que para remontar alguna de las escalas, los salmones necesitan del orden de 24 horas, con el desgaste físico que ello les supone; y que el mal mantenimiento de la escala (suciedad, presencia de troncos, etc.), hace que sea totalmente ineficaz y que los salmones no la puedan remontar.

Suelta de salmones

El Departamento de Desarrollo del Medio Rural anualmente libera alevines de salmón en el río para reforzar la población natural y ayudar a su recuperación.

Este año se soltarán unos 1.250 ejemplares de esguines de salmón de una talla aproximada de 12 cm. Todos ellos presentan un doble marcaje que nos permitirá:

3. Por un lado, y como novedad este año, tener información de la cantidad de ellos que inicia su salida al mar.
4. Por otro, poder identificar los ejemplares que desde el atlántico norte regresen a nuestros ríos tras pasar 1 ó 2 inviernos en el mar.

La suelta de esguines se ha realizado en la parte baja del río Urumea en Hernani, de forma que los ejemplares no tengan que recorrer un tramo largo hasta llegar al mar, evitando peligros que puedan encontrar en su descenso.

Fuente.- Diputación de Gipuzkoa

Comentarios