WWF aplaude la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la gestión del Guadalquivir

186
0
186

WWF está muy satisfecha por la decisión del Tribunal Constitucional de anular, por unanimidad, la competencia exclusiva de la Junta de Andalucía sobre el Guadalquivir. La organización se ha mostrado siempre en contra de esta transferencia que, en su opinión, suponía la desaparición de la unidad de gestión de cuenca y la pérdida de una política hidrológica nacional coherente.

Además, según la organización, incumplía la Directiva Marco del Agua (DMA) de la UE, cuyo principio básico es la gestión a través de la unidad de cuenca. Algo que, en este caso, sólo puede garantizarse si la competencia es estatal, al ser una cuenca que afecta a varias CCAA.

WWF afirma que el Tribunal Constitucional rompe con la tendencia en los últimos tiempos de la división político-administrativa de la gestión del agua por CCAA que alejaba a nuestro país del modelo de gestión del que es pionero y que tiene más de un siglo de vigencia: la gestión por unidad hidrográfica.

De hecho, WWF espera que el Tribunal también falle igualmente en contra del Estatuto de Castilla y León, que pretende asignarse las competencias completas sobre la gestión del Duero, a pesar de que su cuenca implica también a varias Comunidades Autónomas.

La organización espera igualmente que esta sentencia sirva de ejemplo para mantener la unidad de competencias del Estado sobre la costa, frente a las demandas actuales de varias autonomías para hacerse con su gestión. Para WWF no tiene ningún sentido la compartimentación y disparidad de criterios de gestión para un bien de dominio público como este.

WWF apoya una gestión integral del agua a través del principio de unidad de cuenca, que evite diferencias de criterio en la gestión del agua y prevenga las “guerras del agua” que existen entre las CCAA. Por el contrario, WWF considera que el Gobierno debe reforzar los organismos de cuenca, mejorándolos y dotándolos de mecanismos para potenciar la protección y restauración de los ríos, humedales y acuíferos que exige la Directiva Europea Marco del Agua, recuperar la calidad de las aguas, garantizar los caudales ecológicos y fomentar la participación que requiere una moderna gestión del agua.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España: “Creemos que el principio de la unidad de gestión de cuenca es irrenunciable para España e imprescindible para lograr el buen estado ecológico de los ríos que exige la UE. Por eso, aplaudimos la sentencia del Constitucional”.

Fuente.- WWF

Comentarios