La instalación de lisímetros de última generación permite obtener resultados más precisos en los proyectos de reutilización

75
0
75

En el marco del proyecto de reutilización que desarrollan de manera conjunta la Universidad de Alcalá, a través del IMDEA Agua, la Universidad Rey Juan Carlos y la Fundación CENTA, se ha procedido a instalar lisímetros de última generación en las parcelas destinadas a este proyecto con objeto de llevar a cabo un mayor control y precisión en los datos recabados.

En concreto, se han instalado tres lisímetros: uno en la parcela del filtro verde y dos en la zona de plantación de Jatrophas curcas, dentro del proyecto 'Reutilización de aguas depuradas para usos ambientales: recarga de acuíferos mediante barreras reactivas y silvicultura con fines energéticos' (Reaguam), desarrollado por las entidades ya mencionadas y financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación. El objetivo principal que se persigue con esta investigación es poner en valor el agua residual a través de la depuración y el posterior tratamiento para el riego de especies que pudieran ser susceptibles de generar biodiesel.

Los nuevos lisímetros, instalados a 90 centímetros de profundidad, permiten que los investigadores puedan tomar muestras de la zona no saturada, con el fin de conocer la degradación que ciertos contaminantes sufren en el suelo. Asimismo, es un sistema menos destructivo de las condiciones del suelo en origen, debido a que la instalación es más sencilla. Por otro lado, se han instalado medidores de humedad del suelo a tres profundidades, a fin de analizar la velocidad y la cantidad de agua que se infiltra a la zona saturada (acuífero).

La investigación que se desarrolla en la parcela del filtro verde persigue un doble objeto: por un lado, la depuración de las aguas residuales a través de este sistema natural y, por otro, analizar la calidad y cantidad de agua que se infiltra a la zona saturada del suelo. En cuanto a las investigaciones que se llevan a cabo en la plantación de Jatrophas curcas, además de lo ya expuesto, se trata de generar un valor adicional con la producción de biodiesel. Junto a los lisímetros, en esta zona se ha instalado un pluviómetro dado que, al tratarse de un riego controlado, es necesario llevar un mayor control del balance de agua con el que se riega.

Fuente.- CENTA

Comentarios