La Confederación Hidrográfica del Júcar ha organizado una Jornada Técnica sobre Humedales Artificiales y Filtros Verdes y su integración en la restauración ambiental y el uso público

24
0
24

La Confederación Hidrográfica del Júcar ha organizado esta Jornada Técnica, con el objetivo de dar a conocer las actuaciones que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino está llevando a cabo en el área de influencia de Valencia, en relación a la mejora de la calidad del agua con reducción de nutrientes, mediante tecnologías no convencionales basadas en humedales artificiales y tomando como ejemplo práctico la actuación en El Tancat de la Pipa.

La Jornada ha sido presentado por Juan José Moragues, presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, acompañado por Alfredo González, director general de Medio Natural, en representación de la Generalitat Valenciana. Como ponentes han actuado, Javier Ferrer, jefe de la OPH de la Confederación, Fernando Juan de ACUAMED, Miguel Martín y Rosa Vercher de la Universidad Politécnica de Valencia, Mª Antonia Rodríguez de la Universidad de Valencia, Eduardo Gil experto en derecho ambiental y Jordi Domingo de AVINENÇA. En la Mesa Redonda de cierre han participado Mario Giménez de SEO-Birdlife, William Colom de AE-AGRÓ y A. Guillem de Global Nature.

Entre los asistentes que llenaban la sala se encontraban regantes, miembros y técnicos de las administraciones públicas de la Comunidad Valenciana, empresarios, Ong’s y miembros de las universidades.

Uno de los objetivos centrales de la jornada ha sido la firma del acuerdo de Custodia del Territorio, introducido en la Ley 42/2007 de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, entre el MARM, y los agentes sociales SEO-Birdlife y AE-AGRÓ.

Las exigencias de la Directiva 91/271/CEE, de 21 de mayo, sobre tratamiento de aguas residuales urbanas, se han incrementado con la aprobación de la Directiva 60/2000/CE marco del agua, entre cuyos objetivos está la consecución de un buen estado o buen potencial ecológico en todas las masas de agua. Para cumplir lo establecido en la Directiva marco del agua en caso del lago de la Albufera, se hace necesario recurrir a sistemas avanzados de tratamiento de aguas para la reducción de nutrientes. Su ubicación en un humedal de alto valor ecológico hace que la tecnología no convencional basada en humedales artificiales sea especialmente idónea.

Esta tecnología se basa en la utilización de plantas acuáticas emergentes para la eliminación, entre otros elementos, de sólidos suspendidos, materia orgánica, nitrógeno, fósforo y patógenos.

En el área de influencia de la Albufera el MARM ha planteado la construcción de varios sistemas de esta naturaleza para el tratamiento adicional de aguas residuales urbanas.

Un caso novedoso se ha planteado en el Tancat de la Pipa, donde se utiliza esta tecnología para mejorar la calidad del agua del propio lago. Tras esta experiencia se pone de manifiesto el potencial que tienen estos espacios destinados al tratamiento de agua mediante tecnologías no convencionales, para permitir la restauración ambiental y el uso público.

Fuente.- CHJ

Comentarios