Cómo la trates, ella te trata

504
1

Sobre el blog

Adolfo González Aguado
Adolfo González Aguado es Ingeniero de Minas (UPM), postgrado en Tratamiento de aguas y redactor en atombit.es.

Un espeleólogo acudió con su hijo pequeño a enseñarle su primera cueva, el niño conforme a lo que su naturaleza le dictaba lanzó una piedra, toc, toc, escuchó por primera vez el sonido del eco. El niño sacó el explorador que todos llevamos dentro, se acercó con temor a la oscuridad del interior y gritó…

  • Horrible; horribleee, ible, respondió el eco.
  • Feoo; feo, feo, eo; espantoso, .., miedo, …

El niño miró a su padre y preguntó atemorizado, ¿papa que es?, a lo que el padre respondió, hijo mío vuelve a escuchar, verás…

  • Belloo; belloo ello respondió entonces el eco, hermoso, extraordinario, ahora tu
  • Bonito; bonito itoo, lindoo… alegre, alegre.

Sonriendo ahora el niño preguntó de nuevo, ¿Qué es papa?, ¿Qué es?...

  • Es la vida hijo, … Como la llames, ella te contesta, recuérdalo siempre

La vida contesta, tarde o temprano, de hecho quizá el cambio climático no es sólo una respuesta a los actos humanos, sino que tiene un origen anterior, o simplemente tenía que pasar, ¿quién sabe?, el principio de acción-reacción se cumple siempre, pero la reacción no tiene por qué ser instantánea ni afectar al que realiza la acción. Las repercusiones sobre el planeta se reflejan en general a más largo plazo, incluso puede que nunca las suframos, al menos las nuestras, seguramente serán provocadas por otros mientras alguien sufre las consecuencias de nuestros actos, el hecho es que todo vuelve.

Así que quizá la idea de paliar el cambio climático sea un tanto egocéntrica y se escape de nuestras posibilidades.

Egocentrismo

A medida que la técnica nos permite ver a mayores distancias, más rangos y procesar más datos somos más conscientes de lo lejos que estamos de ser el centro de algo de lo que ni siquiera sabemos sus límites, sin embargo esa curiosidad que nos conduce al conocimiento y a la exploración a veces nos aleja de lo más cercano, nuestro entorno.

"Todas las desgracias del hombre se derivan del hecho de no ser capaz de estar tranquilamente sentado y solo en una habitación." 

Blaise Pascal (1623-1662)

Es más del 70% de nosotros mismos, se lleva nuestros desechos, se filtra, se limpia, se transforma, se regenera y nos llega de nuevo, como caída del cielo, pero la tenemos poco en cuenta. Y normalmente dar algo por seguro es dar el primer paso para perderlo.

A nivel industrial sucede algo similar, se desala, se desmineraliza, se conduce, se vaporiza, se condensa, se deshecha, se desperdicia, se ensucia y se limpia, constituye la hasta ahora forma más eficiente de almacenamiento de energía (embalses reversibles). Es nuestro recurso finito primordial y no tiene un posible sustituto.

Todo vuelve, quizá antes de hablar, o pensar en salvar el planeta deberíamos empezar por ser honestos con nosotros mismos, lo que nos importa es nuestra supervivencia, y lo bueno de eso es que cuidando las cosas que nos hacen bien podemos extender el beneficio.

Pensamiento sostenible

Salvo algunos casos puntuales yo me atrevería a decir que la conciencia de las dos principales industrias utilizadoras de este recurso (minera y energética) debe estar tranquila, dejar las cosas en iguales o mejores condiciones de cómo se encontraban antes de desarrollar la actividad en cuestión suele formar parte de la misión, dos ejemplos pueden ser la Gravera El Puente y la planta de tratamiento de la mina de Cobre las Cruces. De hecho el tiempo que la mayoría de las empresas se ven obligadas a invertir en trabas administrativas cundiría más en investigación.

La naturaleza nos enseña que muchas pequeñas cosas como las bacterias acaban teniendo más importancia que las grandes obras

En cuanto a la industria alimentaria y farmacéutica no me atrevo a pronunciarme por desconocimiento, salvo por algunas noticias en prensa que son siempre malas, así que abstención. Aunque creo que son las industrias que más pueden aportar por su relación íntima con la química y los microorganismos, las sustancias utilizadas son cada vez más eficaces y cada vez más difíciles de detectar y eliminar, y además no se conocen todos sus efectos. Creo que es muy complicado legislar con carácter preventivo sobre todas las posibilidades de contaminantes que puede haber y que se pueden crear, o combinar con toda la buena intención del mundo, pero en ocasiones las consecuencias se identifican años después, en lugares dispersos y lejanos del foco de emisión.

Por todo ello creo que en el desarrollo sostenible debería haber menos desarrollo y más pausa y reflexión, tenemos tecnología, datos y conocimientos suficientes como para repensar y reorganizar. Desarrollo ya tenemos, y vamos a más sin duda, pero no se lo cerca que estamos de que sea medianamente sostenible.

¿Son sostenibles tantas leyes?, párrafos y párrafos del mismo concepto tablas con valores límite, sustancias tóxicas, prohibidas hasta que un tratado de libre comercio diga lo contrario.

¿Será sostenible que las plantas de tratamiento tengan que adaptarse para eliminar nuevos compuestos o cabe la posibilidad de que sean reusados, o eliminados por la propia industria que los genera?

¿Es sostenible la modificación del ciclo hidrológico?, ¿La fase atmosférica de este es dominio público del estado, del mundo, del Planeta? (art 2 y 3. de la LA), mientras no son muchas las ciudades que intentan gestionar las aguas de lluvia de alguna manera, canalizaciones, tanques de tormentas.

Me parece que muchas veces se empieza la casa por el tejado, con grandes organizaciones que hacen grandes acuerdos en los que se dicen palabras muy bonitas, datos catastróficos que hay que revertir, todo el mundo de acuerdo en que hay que cambiar las cosas, grandes proyectos pero al final la información no llega a la gente, o todo se va diluyendo por el camino y sólo nos quedan un montón de informes que dicen que hay que organizarse todos mejor y que  esto no puede seguir así.

Hay un día mundial de muchas cosas, hay muchas cosas que salvar, y de las que hablar y concienciarse, pero luego es un poco como el chiste de la fiesta del corcho, ¡Hasta el año que viene! Quizá con menos días mundiales, más coherencia y menos joder al vecino nos iba mejor.

La naturaleza nos enseña que muchas pequeñas cosas como las bacterias acaban teniendo más importancia que las grandes obras. Es la gente la que decide que es mejor ducharse que bañarse, y la que cierra el grifo. El desarrollo sostenible está en las acciones de la gente, no en que la ONU realice informes, está en financiar proyectos como estos:

Garbage Clinical Insurance, La HippoRoller o el Omniprocessor.

¡Y he conseguido hablar de ella sin nombrarla!, para no gastarla.

Comentarios

La redacción recomienda

11 de Marzo, 2016
agua es trabajo todos