10 cosas que aprendí en mi viaje a Marruecos con SUEZ

236
2
(2)
  • 10 cosas que aprendí mi viaje Marruecos SUEZ

Sobre el blog

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad de iAgua.

Una de las ventajas de viajar es que, muchas veces, te cambia la perspectiva de las cosas que conoces y a las que estás acostumbrado como "normales". 

Lo que damos por supuesto aquí, puede ser totalmente desconocido en la otra punta del planeta, y viceversa.

Por eso, he recopilado en esta entrada de blog 10 aspectos que he aprendido en el viaje que SUEZ ha organizado para conocer parte de sus instalaciones de agua y residuos en Marruecos:

  • Hablando se entiende a la gente: y no me refiero al francés o al árabe, sino al hecho de ir primero a los sitios en los que se quiere desarrollar un proyecto, hablar con la población local e incluirles en el proceso como un stakeholder más. Es el ejemplo del vertedero de Mequinez, con un fuerte componente social gracias a la inclusión de los clasificadores de basura, o del proyecto de agua y saneamiento en el barrio marginal Lemkansa Nord en Casablanca, en el que la población acabó convirtiéndose en 'militante' de la causa.

Cooperantes trabajando en el vertedero de Mequinez.

  • El #aguadelgrifo no es siempre una buena idea: la primera advertencia por parte de la organización fue que no bebiéramos agua del grifo en ningún sitio de la visita. Si bien es cierto que el agua corriente goza de buena calidad en el país vecino, los criterios fijados para conceder tal estatus no son iguales a los europeos, lo que me lleva al siguiente punto.
  • La calidad no es lo mismo aquí que allí: y no solo me refiero al agua corriente. En el caso de los vertidos, los estándares a cumplir son menos restrictivos por el mero hecho de que parten de una situación de ausencia de depuración. Es el caso de la planta de pretratamiento de SAP Est en Casablanca.

Planta de tratamiento de aguas en la costa este de Casablanca.

  • Los residuos dicen mucho del nivel de desarrollo de un país: en Mequinez, la basura contiene un 70% de materia orgánica, lo que originaba grandes problemas en la filtración de lixiviados en el subsuelo. En España, la cifra oscila en torno al 45-47%.
  • La intención cuenta, pero las acciones más: aunque en ocasiones da la sensación de que Marruecos está llevando a cabo estos proyectos por la cercanía de la COP22, que se celebrará en Marrakech, hay varios elementos que hacen pensar que no se va a quedar en algo anecdótico. Uno de ellos es el constate bombaredo informativo al que los medios de comunicación marroquíes someten a los ciudadanos: todos los periódicos y televisiones hacían referencia a objetivos medioambientales y sociales en el país. Por otra parte, el convencimiento de los empleados de SUEZ de que esto es algo más que un entusiasmo pasajero es contagioso.

Marie Ange Debon, Vicepresidenta de SUEZ.

  • África es un nicho de oportunidades: aspectos tan esenciales como el abastecimiento y el tratamiento de aguas ocupan la primera posición en la lista de prioridades, pero también mercados como la desalinización o la reutilización de aguas tienen un hueco en el continente.
  • Un país puede arrastrar a un continente: o al menos, esa es la intención de Marruecos, que quiere ser líder en innovación en África.
  • El beneficio económico no es lo único que cuenta: pensamos que las grandes empresas tienen como único fin hacer más dinero, pero no siempre es así. Por ejemplo, en el proyecto INDH-Inmae, Lydec vende el agua por debajo del precio al que la compra, perdiendo el posible beneficio con ello.

Obras de canalización en el marco de INDH-Inmae de Lydec.

  • La COP22 promete: con los focos puestos en las 3A, África, adaptación y agricultura, está cumbre alberga las esperanzas del continente, que se siente olvidado en las anteriores reuniones por el clima.

Pierre Yves Pouliquen, CEO de SUEZ en África, Oriente Medio e India.

  • El agua hace feliz a la gente: y eso lo vimos de primera mano. A las mujeres (y a los hombres, y a los niños) se les iluminaba la cara de felicidad al explicar el cambio que había supuesto para ellos la llegada de agua corriente y saneamiento domiciliario. Es algo que se nos quedó grabado también a nosotros.

Comentarios

La redacción recomienda