Redacción iAgua
Connecting Waterpeople

Historias de Madrid (X): La trampa de agua del Banco de España

8
3.477
  • Historias Madrid (X): trampa agua Banco España
  • ¿Sería posible repetir "La Casa de Papel" en el Banco de España?
  • Lee aquí todas las Historias de Madrid.

Sobre el blog

Águeda García de Durango
Redactora Jefe de iAgua. Licenciada en Ciencias Ambientales. Comunicación y Relaciones Públicas en YWP Spain.
Minsait
· 3477
8

"La Casa de Papel" es una serie de televisión de Antena 3 (disponible completa en Netflix) que trata sobre un grupo de delincuentes que asalta la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. 

Imagen: Antena 3 TV.

La ficción de "La Casa de Papel" podría ser plausible (en un caso muy extremo, eso sí) pero, ¿qué ocurriría si el escenario escogido fuera la cámara acorazada del Banco de España, en pleno centro de Madrid?

Desde este blog no se va a promover ningún acto delictivo (por el momento), pero sí nos adentraremos en la curiosa historia que rodea, y nunca mejor dicho, la seguridad de este compartimento que contiene gran parte de la reserva de oro del Estado español.

Los entresijos del Banco de España

Según los últimos datos disponibles, a finales de 2017 el Banco de España contaba con 9,1 millones onzas troy de oro, de los cuales un tercio se encuentran en la cámara acorazada bajo la plaza de Cibeles (los otros dos tercios están bien guardados en Londres y Nueva York). Esta infraestructura comenzó a construirse en 1932 y finalizó dos años y medio después, obra del arquitecto José Yarnoz Larrosa. Su coste fue de 9 millones y medio de pesetas, e intervinieron 260 obreros en su construcción. La cámara se inauguró poco antes de la Guerra Civil, durante la cual funcionó como refugio contra los bombardeos.

Puerta acorazada de acceso a la cámara del Banco de España (Ionlitio.com).

El espacio se encuentra a 48 metros de profundidad y tiene una superficie de 2.500 metros cuadrados, y los materiales empleados en su construcción son hormigón armado y cemento fundido. El acceso al mismo se realiza a través de tres puertas acorazadas, tan pesadas que para su instalación se usaron cables de acero que solo pudieron utilizarse una vez. Además de las puertas, y antes de la última barrera de acceso, hay que atravesar un foso con puente levadizo al más puro estilo medieval.

Si ya de por sí la entrada a la cámara es complicada, las avanzadas medidas electrónicas garantizan la seguridad de la cámara. Ni Ethan Hunt en Misión Imposble podría salir con vida de allí. Pero hay algo más.

¿Qué tiene que ver el agua con el oro español?

El agua ha jugado y juega un papel fundamental en el casi inexpugnable búnker. En primer lugar, y como se ha mencionado numerosas veces en este blog, Madrid es una ciudad de ríos subterráneos. Durante las obras de construcción, un minucioso estudio geológico y el análisis de los materiales revelaron la necesidad de canalizar y desviar las aguas presentes en el subsuelo, correspondientes a los arroyos de las Pascualas (que fluye casi a nivel de superficie a lo largo de la Castellana) y de Oropesa (que discurre por la calle Alcalá). El de Oropesa, además, alimenta a la fuente La Cibeles.

Imagen: Wikipedia.

Es precisamente el agua de estos dos cursos la que, en un supuesto caso de intento de atraco, se liberaría en el espacio que rodea la cámara si todas las demás medidas fallaran. En pocos minutos, el hueco quedaría anegado a través de un conducto que conecta directamente con la Cibeles y Las Pascualas. La puertas, que se cierran automática y herméticamente, impedirían que el agua saliera, dejando al ladrón literalmente "con el agua al cuello". Además, son oxidables: si el agua se mantuviera el tiempo suficiente, se atrancarían aún más, haciendo la salida más difícil si cabe. Incluso la presión ejercida por el agua contribuiría a dificultar el desbloqueo de la salida. Toda una muestra de que una medida tan básica y barata no tiene competencia frente a la cara y sofisticada tecnología.

Imagen: Blog El sitio de mi recreo.

¿Se ha utilizado alguna vez?

Por suerte para todos, el sistema de emergencia de la trampa de agua no ha sido utilizado jamás en sus 82 años de historia. La suma de medidas de seguridad electrónicas, vigilancia policial, profundidad y trampas al más puro estilo Indiana Jones han hecho que, hasta hoy, el oro guardado en la cámara acorazada del Banco de España se mantenga lejos de las manos ajenas. Por desgracia, ninguna de estas medidas sirven para los que tienen acceso legal al dinero de las arcas públicas, pero eso ya es otra historia.

Comentarios