10 peticiones a financiadores para alcanzar el acceso universal al agua y saneamiento en 2030

208
8
  • 10 peticiones financiadores alcanzar acceso universal al agua y saneamiento 2030

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, Agenda ODS, desarrollo, sostenibilidad, RSE.

Quedan menos de 14 años para alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y en materia de acceso al agua, saneamiento e higiene esto significa que 663 y 2.400 millones de personas deberán acceder, respectivamente, al agua y al saneamiento en condiciones adecuadas.

Los avances producidos en los 15 años anteriores, de magnitud similar a los retos actuales, conducen a pensar que el desafío es alcanzable, aunque también es preciso recordar que queda lo más difícil, llegar a los más pobres, a los más alejados. Por este motivo, es preciso seguir trabajando en las políticas y acciones que se ha comprobado que funcionan, pero también adoptar los cambios en aquello que no funciona o que no es suficiente, con el fin de “no dejar a nadie atrás”.

La mayoría de entidades que trabajan en agua y saneamiento lo hacen accediendo a financiación de gobiernos, agencias de cooperación, bancos de desarrollo, fundaciones, etc., por lo que el rol de estas organizaciones para alcanzar el ODS6 (y los demás, claro) es fundamental.

Y no me refiero solo a poner dinero, que también, sino a cómo maximizar su capacidad para promover programas y proyectos de agua y saneamiento efectivos y sostenibles. Por ello, me gustaría resumir en 10 ideas los elementos que, a mi entender, multiplicarían su impacto. 10 peticiones a personal técnico, administrativo y directivo de las entidades financiadoras, a los que pediría, por favor, que:

  1. apoyen tecnologías y metodologías de trabajo adaptadas a contextos y población vulnerable, no olvidando a los más alejados y marginados, para que nadie se quede atrás
  2. fomenten una cultura de gobernanza del agua, para que la ciudadanía ejerza su rol de vigilancia, participe en la toma de decisiones y exija el cumplimiento de este derecho a sus gobiernos en todos los niveles (local, regional, nacional e internacional)
  3. prioricen el desarrollo de capacidades nacionales y locales, porque es la única forma de que sus proyectos sean sostenibles. Esto no quiere decir que no sea útil contar con apoyos externos (ONG internacionales, consultores, empresas, investigadores internacionales…), pero siempre con el fin último de fortalecer capacidades locales
  4. incrementen la financiación en agua, saneamiento e higiene, ya que la experiencia pone de manifiesto la gran importancia de este ámbito sobre el resto de Objetivos de Desarrollo Sostenible
  5. financien la realización de evaluaciones ex post de programas y proyectos que permitan la obtención de aprendizajes, y obliguen a que se difundan los mismos. Es triste ver caer a entidades en errores que otras organizaciones hace años, e incluso décadas, cometieron y resolvieron
  6. exijan en los proyectos que financian mecanismos específicos que aseguren la equidad e impidan la discriminación en cualquiera de sus motivos (género, edad, etnia, discapacidad, religión, condiciones sociales…), así como el resto de aspectos que se encuentran detrás del concepto de derechos humanos al agua y al saneamiento (acceso seguro y sostenible, disponible en cantidad y calidad, asequible física y económicamente, aceptable culturalmente…)
  7. no valoren los resultados de los proyectos simplemente por el alcance (ej. número de personas beneficiarias); tengan principalmente en cuenta el impacto desde una perspectiva de los derechos humanos al agua y al saneamiento y la sostenibilidad, y apoyen niveles de servicio de abastecimiento y saneamiento que mejoren progresiva y equitativamente
  8. Promuevan alianzas entre actores complementarios que multipliquen los resultados de los proyectos de forma integral. Pero alianzas verdaderas que no sean una simple suma de logos sino que consigan un mayor alcance y mejores condiciones para la sostenibilidad
  9. Aseguren que los proyectos que apoyan integran la participación de la población local, pues ella debe ser la verdadera protagonista de las intervenciones
  10. Y, finalmente, no sean solo financiadores: trabajen en alianza con las organizaciones a las que financian y véanlas como socias de un proyecto común en el que se embarcan juntos. Desde el diálogo, la colaboración y la confianza, y, por supuesto, desde una rendición de cuentas transparente y eficaz

Seguro que las personas que trabajan en este tipo de organizaciones también tienen peticiones que hacernos a las entidades que implementamos programas y proyectos de agua, saneamiento e higiene, más allá de las que se suelen incluir en las convocatorias de subvenciones y licitaciones. No duden en hacerlas para seguir incrementando nuestros impactos.

Comentarios