Algunas claves de la Semana Mundial del Agua 2017

6
245
  • Algunas claves Semana Mundial Agua 2017

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, Agenda ODS, desarrollo, sostenibilidad, RSE.
245

La semana pasada tuvo lugar la World Water Week 2017, organizada por el Stockholm International Water Institute, y que congregó a más de 3200 representantes de organizaciones (Organismos de Naciones Unidas, Agencias de Cooperación, Bancos de Desarrollo, organizaciones de la sociedad civil, empresas, universidades, etc.) procedentes de más de 130 países.

Desde ONGAWA asistimos 2 personas (Mª del Mar Rivero y yo mismo), ya que además de asistir a sesiones de diversas entidades participábamos en la organización de un evento sobre la implementación práctica de los derechos humanos al agua y al saneamiento, junto con el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento de la Cooperación Española, el Banco Interamericano de Desarrollo y Waterlex, y con la participación entre otros del Relator Especial de Naciones Unidas para los derechos humanos al agua y al saneamiento.

A continuación compartimos algunas cuestiones de interés tras nuestro paso por la #WWWeek:

  • Nos ha preocupado que apenas hemos oído mensajes sobre la lentitud de los progresos y compromisos en el ODS6. Desde ONGAWA lo hemos avisado de forma recurrente en los últimos meses, alertando de la necesidad de acelerar la marcha. Actualmente aún se está trabajando en establecer indicadores y líneas de base, lo que concretará los compromisos reales que serán necesarios.
  • En la sesión que organizamos sobre derechos humanos al agua y al saneamiento existió unanimidad por parte de las personas asistentes en considerar estos derechos no como simples aspiraciones, palabras o como un mero marco conceptual. En la misma mostramos con argumentos y casos concretos que estos derechos pueden y deben ser una guía que oriente las leyes, políticas, programas y proyectos de agua y saneamiento así como los sistemas de monitoreo.
  • Se evidenció en la sesión la interrelación entre los derechos humanos al agua y al saneamiento y el ODS6, siendo los ODS una oportunidad para avanzar hacia la universalización de ambos derechos. Se señaló el riesgo de dejar atrás temas como la asequibilidad o la aceptabilidad de la población, o principios como la participación, la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Cuando hace más de 15 años desde ONGAWA lanzamos una campaña llamada "derecho al agua" muy poca gente hablaba del tema; hoy cada vez más organizaciones lo hacen, tenemos un Relator Especial de Naciones Unidas para profundizar en lo que significan estos derechos y en cómo hacerlos realidad, y cada vez más organizaciones públicas y privadas ven la necesidad de incorporarlo en sus acciones, como hemos comprobado en diversas sesiones de la semana del agua.
  • Aun así, todavía existen recelos, desconocimiento y malas interpretaciones de lo que implica en la práctica y de las consecuencias, esfuerzos y oportunidades que conlleva trabajar desde la perspectiva de los derechos humanos al agua y al saneamiento.
  • Otro aspecto que parece que por fin va cobrando más relevancia es la necesidad de focalizar esfuerzos en las zonas rurales, que concentran a más del 80 y 70% de las personas, respectivamente, sin acceso al agua y saneamiento. En esta edición de la www se ha escuchado mucho más la palabra “rural” que en pasadas ediciones.
  • La temática de este año se centraba en agua y residuos, y el saneamiento ha sido el foco en gran parte de las sesiones, abordando tanto tecnologías relacionadas con la cadena de saneamiento como políticas y metodologías para avanzar en los servicios de saneamiento y poner fin a la defecación al aire libre.
  • Existen otras cosas que nos han agradado especialmente: estuvimos en una sesión organizada por Sanitation and Water for All en la que 2 ministros y otras autoridades de alto nivel político debatían y respondían a preguntas de las personas que estábamos en la sala (miembros de ONG, gobiernos locales, agencias de cooperación y otros actores) sobre rendición de cuentas en los avances en agua y saneamiento. Si esto fuera más habitual, si existiera más conexión entre el ámbito político y las entidades públicas y privadas que trabajamos para avanzar hacia el acceso universal al agua y al saneamiento y hacia la gestión integral de los recursos hídricos, el rumbo sería más acertado y las soluciones más rápidas.
  • En varias sesiones se enfatizó la necesidad de mayor coordinación entre actores, poniendo distintas aunque complementarias capacidades y roles. Así lo hicimos en la sesión de implementación de derechos al agua y saneamiento con el Relator y en otros debates
  • Para evitar la exclusión de los más pobres éstos deben tener voz e influencia en la toma de decisiones que les afectan.
  • Se señaló en repetidas ocasiones que los avances sostenibles en el ODS 6 dependerán de un fortalecimiento de capacidades desde lo local a lo regional y nacional.
  • Contentos de que el rol y problemas específicos de las mujeres se hayan resaltado especialmente. Por fin el género ha ocupado un lugar muy relevante en el contenido de muchas sesiones de la semana. Y cada vez se habla más de temas tabú como la importancia de abordar en políticas y proyectos la higiene menstrual

Una última reflexión tras estos días en Estocolmo. Si queremos conseguir en 2030 el acceso universal al agua y al saneamiento no podemos olvidar 2 cosas: debemos escalar soluciones que funcionan para aumentar los impactos, y tomar medidas ya para no dejar atrás a los más vulnerables: los más pobres, las mujeres, los que viven en el ámbito rural, los ancianos, las personas con discapacidad, las poblaciones indígenas...

Y para ello hay que actuar de forma urgente (para conseguir acceso universal en 2030), intensiva (más recursos económicos, técnicos y humanos) y proactiva (con políticas y medidas adicionales y específicas para evitar la exclusión de los más vulnerables con la excusa de que es más caro y complejo).

De lo contrario existe el riesgo de que cuando se conozca realmente la línea de base sobre la que nos toque avanzar en los ODS los países prioricen de nuevo los avances más fáciles de lograr y más asequibles económicamente para conseguir progresos con mayor rapidez, lo que ya pasó con los ODM.

Más información sobre las sesiones y materiales de las sesiones en este enlace

Comentarios